Verhofstadt sobre Podemos: "Es un error replicar al miedo que inyectan, porque les damos más poder"

verhofstadt-rivera
Guy Verhofstadt con su socio español, Albert Rivera. (ALDE)

Guy Verhofstadt viajó a Madrid el pasado 15 de junio para presentar a su socio español, Albert Rivera, en un desayuno informativo en plena campaña electoral. El sentido europeísta del líder de los Liberal Demócratas (ALDE) en el Parlamento Europeo coincide con el del líder de Ciudadanos, quien ahora jugará un papel clave en la formación de Gobierno en España.

El ex primer ministro belga sabe lo que es regir los destinos de un país con tensiones territoriales y sin mayorías políticas que faciliten la estabilidad de un Ejecutivo. Por eso, su consejo puede ser de mucho valor para los representantes de Ciudadanos, integrados en su grupo político en la Eurocámara. Azote de populismos y nacionalismos, su apuesta clara por la integración del continente en una federación de Estados lo convierte en una referencia para líderes como Mariano Rajoy, que deberán afrontar las negociaciones del Brexit desde el Consejo Europeo. 

Pregunta.– ¿Qué papel puede jugar España, como país claramente europeísta en esta crisis?

Respuesta.– España es un país muy proeuropeo, cuyos ciudadanos e incluso su clase política siempre se ha mostrado a favor de la integración europea. El rol que estos países han de jugar ahora, en este momento en el que atravesamos múltiples crisis, es vital. Ellos pueden impulsar la refundación de la Unión Europea.

P.– En España tenemos un dicho: ‘los polos opuestos se atraen. Y no hay más que ver las enormes similitudes en los programas y los mensajes de los partidos de extrema derecha (como el FN francés) y extrema izquierda (como Podemos en España) ¿La caída de Podemos en las recientes elecciones españolas alivia a Europa?

R.– El populismo campa a sus anchas por ahora. Pero es un error replicar al miedo que inyectan, pues lo único que conseguimos es darle más poder. De hecho, uno de los motivos por los que los países de la Unión Europea son tan reacios a veces a aprobar soluciones europeas es porque lo único que les preocupa es contentar a la opinión pública, y para ello se refugian en soluciones nacionales, que es exactamente lo que exigen los partidos populistas.

Lo que ahora se demuestra es que no todo el mundo en Europa mira a los partidos nacionalistas o populistas extremos. Hay muchos ciudadanos que buscan partidos dispuestos a hacer reformas profundas y que sean proeuropeos.

P.– ¿Son reales los argumentos económicos y sociales abanderados por partidos euroescépticos para abogar por el fin de la UE?

R.– No. Ha quedado más que demostrado estos últimos días. La UE es un proyecto con fallos, eso es indiscutible, pero ha aportado el periodo más largo de paz y prosperidad al continente.

Últimas noticias