Congreso de los Diputados

El vicepresidente Iglesias hace apología de la okupación en el Congreso: «No son casas de particulares»

El líder de Podemos sostiene que "todas las okupaciones son de casas de bancos y entidades"

Dice en la sesión de control al Gobierno que "el problema de la vivienda es el precio de los alquileres"

Pablo Iglesias en la sesión de control al Gobierno este miércoles.

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, ha hecho este miércoles apología de la okupación de «casas abandonadas de bancos y entidades» desde su propio escaño en el Congreso de los Diputados.

En la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles y en respuesta al número dos del PP, Teodoro García-Egea, Iglesias ha subrayado que «todas las okupaciones son de casas de bancos y entidades», esgrimiendo así que «no son de un particular».

«El problema de la vivienda en España no es la okupación, es el precio de los alquileres, es la especulación y es que en España como consecuencia de su acción de gobierno, los fondos buitres son el principal casero», ha enfatizado Iglesias.

Previamente, Iglesias instó a García-Egea a diferenciar ente okupación y allanamiento. En su pregunta oral, el secretario general del PP emplazó a Iglesias a decir si considera que las okupaciones suponen «un grave problema para los ciudadanos y los vecinos».

«Dame pan y dime tonto»

García-Egea ha apelado a la ley anti-okupación presentada por el líder del PP, Pablo Iglesias, y que plantea un plazo de «12 horas para desalojar a las okupas y devolver su hogar a las familias». «Usted ha traicionado a las personas, como las que siguen sin cobrar el ingreso mínimo vital», ha denunciado el diputado del PP sobre la medida estrella del Gobierno socialcomunista. «Le vale todo con tal de seguir en el cargo, en el refranero murciano, dame pan y dime tonto», ha remachado al parlamentario del PP en la sesión de control de este miércoles.

El Partido Popular apuesta por una Ley contra la ocupación ilegal de viviendas que incluya recuperar el delito de usurpación con penas de uno a tres años de prisión y que facilite a la Policía poder echar a los ‘okupas’ en un máximo de 48 horas. El presidente del PP , Pablo Casado, recalcó este verano que su propuesta busca proteger a «clases medidas ahorradoras que no tienen por qué ver su casa ocupada y cada vez más con mafias y con redes de extorsión dedicados a ello».

Ademas, Casado explicó que su iniciativa también plantea «prohibir que los ayuntamientos permitan empadronarse a los okupas como está pasando ahora». «Es el colmo, se empadronan para recibir ayudas sociales y se empadronan además para que sus legítimos propietarios no les puedan desahuciar ya que se considera al estar empadronados como su morada», destacó.

Lo último en España

Últimas noticias