Elecciones Generales 2019

Sánchez pone TVE a su servicio: Rosa María Mateo fija el debate el mismo día que el de Atresmedia

Vídeo: Okdiario

Casado, Rivera e Iglesias se sublevan contra la decisión unilateral de RTVE en favor del candidato socialista y anuncian que el 23 de abril estarán en el debate comprometido con Atresmedia.

El PSOE quería un debate con Vox, pero no le interesa celebrar ninguno si Santiago Abascal no está en el plató para acusar a PP y Ciudadanos de formar parte del ‘trifachito’. Así que Rosa María Mateo, administradora única de RTVE, se ha puesto al servicio de quien la nombró ‘a dedo’, Pedro Sánchez, y ha impuesto que el debate de la televisión pública se celebre el 23 de abril, la fecha que Atresmedia tiene anunciada para el suyo y con el que ya se han comprometido los líderes de los tres grandes partidos de la oposición.

La decisión de Mateo llega horas después de que el PSOE avanzara ayer que el presidente del Gobierno sólo tenía una fecha libre para celebrar un debate, el 23 de abril.

Y después también de que la propia TVE comunicara que había dejado en manos de los candidatos la decisión de la fecha en la que se celebraría el debate a cuatro dado que Atresmedia hacía semanas que había fijado el 23 de abril como fecha para el suyo. TVE siempre se ofreció para celebrarlo el día antes, el 22 de abril.

Sin embargo, este Jueves Santo, sin consulta previa a ninguno de los adversarios de Sánchez, la dirección de TVE ha anunciado de forma unilateral que su debate será el 23 de abril.

El ‘decretazo’ de Rosa María Mateo ha sublevado a los líderes de la oposición. Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias han denunciado al unísono la instrumentalización de TVE antes de comunicar que el 23 de abril estarán presentes en Atresmedia para protagonizar el debate al que había confirmado su asistencia desde hace semanas.


La apropiación que TVE ha hecho de la fecha de Atresmedia para acomodarse a la estrategia socialista de celebrar un único debate deja en entredicho la cacareada independencia y neutralidad que el Gobierno ha venido propagando desde que Sánchez accediera a La Moncloa.

Las sospechas de que Sánchez busca sacar ventaja con el debate en TVE surgieron ayer cuando, apenas una hora después de que el PSOE renunciara al debate comprometido con Atresmedia por el de TVE, dos personas de la máxima confianza del presidente del Gobierno, el ministro José Luis Ábalos, y el jefe de gabinete del presidente, Iván Redondo, se presentaban en TVE y visitaban junto a destacados responsables de la Dirección de Informativos el estudio donde se celebraría el debate.

El bumerán Abascal

La decisión de la Junta Electoral Central de dejar fuera a Vox en el debate a cinco que Sánchez había aceptado celebrar en Atresmedia se ha convertido en un bumerán para el candidato del PSOE.

Al no poder contar con Santiago Abascal en un encuentro para evidenciar al ‘trifachito’, Sánchez se ve ahora obligado a un debate con Casado, Rivera e Iglesias que rompe toda su estrategia electoral. De ahí que prefiera celebrarlo con el formato rígido y controlado de TVE antes que someterse al más periodístico y versátil de la cadena privada.

De terminar saliendo adelante, el debate de TVE será conducido por Xabier Fortes (uno de los activistas de la televisión pública que más se significaron durante el Gobierno de Rajoy) y se emitirá en directo desde el Estudio 1 de Prado del Rey por La 1, Canal 24H, RTVE.es, RNE y además por TVE Internacional y Radio Exterior para que pueda llegar a los millones de españoles que viven fuera de nuestro país. RTVE ofrecerá gratuitamente la señal a todos los medios audiovisuales españoles.

Últimas noticias