Pacto PSOE-Podemos-Bildu

Simancas justifica el pacto del PSOE con los herederos de ETA porque hay que «salvar vidas»

El PSOE ha pactado con los proetarras de Bildu. Los socialistas y Podemos acordaron con los separatistas vascos la derogación íntegra de la reforma laboral del PP de 2012 para lograr su apoyo en la prórroga del estado de alarma. Un apoyo que no era necesario ya que contaba con los votos del PNV y Ciudadanos.

Horas más tarde de dar a conocer el documento firmado por los tres partidos, el PSOE se apresuraba a sacar otra versión quitando la palabra «íntegramente» y defendiendo que sólo derogarán las partes más lesivas de la reforma laboral, como siempre han defendido.

El PSOE ha pactado con Bildu. Esto es un hecho. A pesar de que Pedro Sánchez ha defendido por activa y por pasiva que nunca nunca pactaría con los proetarras. Pero los socialistas escurren el bulto y tienen un responsable claro: el PP. Así lo ha defendido Rafael Simancas en el Programa de Ana Rosa.

El secretario general del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados ha asegurado que «el PP había dejado tirado a los españoles» y que «necesitaban los votos». Algo completamente falso ya que con Ciudadanos y el PNV les bastaba para sacar adelante el estado de alarma.

Simancas ha asegurado que Bildu «pedía algo razonable, a lo mejor inoportuno, como derogar la reforma laboral» y que su objetivo era «salvar el estado de alarma» y por ende «salvar vidas».

Ana Rosa le ha preguntado por lo que opinarán sus votantes al ver un documento firmado por el PSOE junto a Bildu y Simancas ha vuelto a defender que era necesario. En ese momento la presentadora le ha dicho qué pasaría si en vez de Bildu fuera Vox cuando los de Abascal «no tienen muertes a sus espaldas».

El socialista Simancas ha tirado balones fuera asegurando que «si Vox se hubiera mostrado favorable a firmar algo así no sería Vox». «Vox siempre se ha mostrado dispuesto a derrocar este Gobierno aprovechando la crisis de la Covid-19″ ha defendido.

Además, el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso ha recordado que Vox ha abandonado la mesa de reconstrucción tras su pacto con Bildu y que eso «deja con mayoría absoluta» al Gobierno en esa negociación tras la crisis del coronavirus.

Guerra interna en el Gobierno 

Aunque el PSOE, Podemos y Bildu estaban negociando desde hacía más de una semana, pocos lo sabían. Tampoco dentro del Gobierno. Los grupos parlamentarios capitaneados por Adriana Lastra y Pablo Echenique despacharon con Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y éstos dieron el beneplácito al acuerdo para derogar íntegramente la reforma laboral de espaldas a los ministros económicos del Ejecutivo.

El anuncio del acuerdo pilló por sorpresa a la ministras de Economía y Trabajo, Nadia Calviño y Yolanda Díaz. Aunque la opinión de cada una sobre qué hacer con la reforma laboral del PP es distinta, a las dos les une el rechazo a las formas sobre cómo se ha pactado esta derogación, aún sin fecha en el calendario. Calviño preside una mesa con los agentes sociales (empresarios y sindicatos) en la que está Díaz, pero no Iglesias. La mesa amenaza ahora con romperse tras el pacto por sorpresa con Bildu.

Además, distintos barones del PSOE como el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, han cargado duramente contra este pacto. Los socialistas defienden el pacto, pero con la rectificación posterior, mientras Podemos y Bildu defienden el primer documento firmado. Una polémica que ha provocado una crisis en el Gobierno.

Lo último en España

Últimas noticias