Crisis en Venezuela

Sánchez reconoce al fin a Guaidó como presidente de Venezuela pero sólo para que convoque elecciones

Pedro Sánchez ha esperado al vencimiento del ultimátum de ocho días que otorgó a Nicolás Maduro para convocar elecciones para reconocer a Juan Guaidó como presidente del país.

Pese a la negativa reiterada de Maduro a convocar elecciones, a la presión de la oposición y a que el Parlamento Europeo ya reconoció la pasada semana a Guaidó, Pedro Sánchez ha optado por apurar el plazo. Sánchez ha condicionado el reconocimiento a que Guaidó convoque elecciones «en el menor plazo» posible. «Es el pueblo de Venezuela el que debe decidir en exclusiva su futuro y a la comunidad internacional nos corresponde respetar el resultado y verificar» este proceso, ha destacado.

«Reconozco como presidente encargado de Venezuela a Juan Guaidó, con un horizonte claro: la convocatoria de elecciones presidenciales libres, democráticas, con garantías y sin exclusiones. No daré ni un paso atrás. Por la libertad, la democracia y la concordia en Venezuela», ha escrito Sánchez en  un ‘tuit’ tras su comparecencia. Presidente «encargado» sería el equivalente a «interino».

El líder socialista ha asegurado que la  intención es que Venezuela, país al que se ha referido como «hermano y amigo», recupere una «democracia plena» y  ha avanzado que «en las próximas horas» contactará con otros gobiernos europeos y latinoamericanos para que se sumen a esta posición.

La UE acordó el jueves -en la reunión de ministros de Exteriores de Bucarest- crear un grupo de contacto con países latinoamericanos que en noventa días ayude a sentar las bases que lleven a elecciones «libres». El grupo estará formado por la UE y varios de sus países miembros, como Francia, Reino Unido, Alemania, Portugal, España, Holanda, Italia y Suecia, mientras que en la parte latinoamericana están Ecuador, Costa Rica, Uruguay y Bolivia, y otros Estados que serán anunciados en los próximos días.

Reconocimiento de otros países

España no es el único país europeo que reconoce este lunes a Guaidó. Francia lo ha hecho ya a través del ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, en una entrevista a la emisora «France Inter»: «Consideramos que hoy el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, cuya legitimidad está perfectamente reconocida, está habilitado para convocar elecciones presidenciales», indicó.

También Reino Unido ha reconocido a Guaidó como «presidente constitucional interino». «Maduro no ha convocado elecciones presidenciales en el plazo de ocho días que fijamos. Así que Reino Unido, junto con sus aliados europeos, reconoce ahora a Juan Guaidó como presidente constitucional interino hasta que se puedan celebrar elecciones creíbles», ha escrito el ministro de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, en Twitter.

En los últimos ocho días, Pedro Sánchez ha insistido en defender su estrategia y no ha cesado en sus críticas al régimen de Maduro, al que llamó «tirano» el pasado martes en un acto de la Internacional Socialista en Santo Domingo, en el que también colocó a Guaidó como «líder de la transición» que debe acometer Venezuela.

Pero la oposición ha seguido criticando a Sánchez por su estrategia: el líder del PP, Pablo Casado, denunció su «tibieza» y el de Ciudadanos lamentó que se quedase «atrás» en el reconocimiento. Desde Podemos, por contra, consideraron «irresponsable» el plazo de Sánchez por entender que propicia el «caos» en un momento en el que se corre el riesgo de un conflicto armado. Pero el Gobierno ha sido tajante en ese punto y el ministro de Exteriores, Josep Borrell, subrayó esta semana la posición inequívoca de Europa contra una intervención militar en Venezuela.

El pasado sábado, 26 de enero, el líder socialista instó a Maduro a convocar elecciones «libres y democráticas» en el país latinoamericano, ya a pesar de que un día antes, éste había advertido de que no convocaría elecciones presidenciales en ningún caso.

Durante su asistencia al Foro de Davos, Sánchez mantuvo una conversación telefónica, de unos diez minutos según informaron fuentes de La Moncloa, con el dirigente opositor, a quien le trasladó el «coraje» que está demostrando como presidente de la Asamblea Nacional. No obstante, rechazó reconocerlo como presidente. «No buscamos poner o quitar gobiernos, sino democracia y elecciones libres», argumentó.

Lo último en España

Últimas noticias