Gobierno de España

Rufián lo confirma: Sánchez cedió al chantaje de ERC y eliminó la sedición para seguir en La Moncloa

Rufián Davos
Gabriel Rufián y Pedro Sánchez (Foto: EP).

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha confirmado lo evidente: Pedro Sánchez cedió al chantaje de ERC y eliminó la sedición para seguir en La Moncloa. Así lo ha confesado hoy el dirigente independentista al explicar que su formación utilizó el voto al proyecto de los Presupuestos Generales del Estado de 2023 como «palanca de fuerza» para forzar al presidente del Gobierno a eliminar el delito de sedición por el que fueron condenados los responsables del golpe del 1 de octubre.

«Desgraciadamente muchas veces tenemos que utilizar palancas de fuerza para que el PSOE se mueva, incluso en compromisos que, de hecho, son suyos», ha dicho Rufián este sábado en una entrevista radiofónica. El portavoz de ERC, que inicialmente desvinculaba los presupuestos del fin de la sedición, ha defendido que su formación no quería utilizar estas «palancas», responsabilizando al PSOE por este extremo. Según ha asegurado, «esto es así es porque son las maneras, las formas y los tiempos del PSOE» al la vez que ha acusado a los socialistas de haberlos «mareado». «Incluso nos mienten», se ha lamentado, expresando su deseo de poder sentarse con los socialistas o el propio Gobierno socialcomunista para seguir negociando y arrancarle más cesiones.

En este sentido, Rufián ha hecho referencia a la enmienda presentada por los independentistas para rebajar el delito de malversación. El dirigente republicano ha insistido en este punto en la importancia de ser «discretos» durante la negociación con el Gobierno de Sánchez, reconociendo que es «complicadísimo» alcanzar un «equilibrio» para que no termine beneficiando a los condenados por corrupción, pero sí a los sediciosos del golpe del 1 de octubre. «Hay que ser quirúrgico», ha recalcado.

Rufián ha considerado «importante» que la eliminación de la sedición se consume antes de final de año porque los asuntos que su partido considera «buenos» han de hacerse con «celeridad». «No hay por qué alargar las cosas de manera artificial», ha agregado, antes de asegurar que, si bien «confían» en el PSOE, no se puede «obviar» que hay asuntos «progresistas» que le «cuestan muchísimo». También ha abogado porque el Código Penal no se utilice «como un juguete» en manos de un juez «con unos intereses ideológicos determinados».

Votaciones

La proposición de ley del PSOE y Podemos para suprimir del Código Penal el delito de sedición y sustituirlo por el de desórdenes agravados ya ha superado dos votaciones en el Pleno del Congreso, una de ellas a la una de la madrugada, y tendrá su siguiente escala el próximo 9 de diciembre con la presentación de las enmiendas al articulado. Ahí se verá si algún grupo parlamentario apuesta por aprovechar para modificar también el delito de malversación, como es previsible que hagan desde los partidos independentistas.

Está por ver qué hará en ese caso el PSOE y sí acabará cediendo también en a la presión de sus socios separatistas a quienes necesita para seguir sacando adelante iniciativas y, por tanto, para seguir de forma cómoda en La Moncloa hasta las próximas elecciones generales previstas para finales de 2023. Con la aprobación de los Presupuestos de 2022, Sánchez ya se garantizó poder acabar la legislatura y para ello no dudó en ceder al chantaje de grupos como ERC o los proetarras de Bildu, quien cuando comenzó el proceso parlamentario de las Cuentas Públicas ya avisó al presidente del Gobierno de que «tendría que sudar el voto» de su partido.

Finalmente PSOE y Podemos asumieron las tesis independentistas para sacar adelante el proyecto de Presupuestos y suprimieron el delito de sedición. Asimismo cedieron a las demandas de los proetarras, para hacerse con sus votos, sacando a la Guardia Civil de las carreteras de Navarra.

Lo último en España

Últimas noticias