Día de las Fuerzas Armadas

Robles traslada el «agradecimiento infinito de la sociedad a sus Ejércitos» en plena polémica con Iglesias

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha trasladado este sábado su «agradecimiento infinito y sin límites» a los militares con motivo de la celebración este sábado del Día de las Fuerzas Armadas. Dese las instalaciones en Retamares (Madrid) junto al Rey Felipe VI la titular del remo ha querido agradecer el trabajo de los Ejércitos en la lucha contra el coronavirus.

En plena polémica por las palabras de Pablo Iglesias sobre un posible golpe de Estado de los uniformados, Robles ha puesto en valor el trabajo de las Fuerzas Armadas para «defender nuestros derechos y libertades». También ha destacado el papel de acompañamiento a las familias de las víctimas por el virus. En un vídeo remitido a los medios do comunicación en las últimas horas, Robles ha reconocido que lo que habitualmente es un día festivo se ha empañado por el «dolor» pero que también es «un día de esperanza, de mirar al futuro» con la «generosidad y entrega» de los militares.

Robles ha tenido palabras para recordar a «todos los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas que, con dedicación, voluntad, generosidad y entrega han estado, como están siempre, en primera línea», estas últimas semanas especialmente en el marco de la Operación Balmis de lucha contra el Covid-18.

«Gracias infinitas a todos ellos», ha insistido la ministra, que ha animado a mirar al futuro donde, «con generosidad, con entrega y con España, estarán la Fuerzas Armadas». La sensación de esta celebración, ha apuntado, es de «mucho dolor, de mucho sufrimiento» por las víctimas de la covid-19. «Sus familias sienten su perdida y nosotros lo sentimos profundamente», ha dicho para recordar también a los enfermos y a las personas que están solas.

«A todos ellos, en este Día de las Fuerzas Armadas, queremos transmitirles los ejércitos nuestro cariño, apoyo y solidaridad», ha apostillado. Con motivo de esta jornada, que habitualmente conlleva un lucido desfile, se ha desarrollado únicamente una videoconferencia del Monarca y Robles con militares en operaciones de paz, en misiones permanentes y en Balmis. También este viernes se han celebrado varios homenajes en los que también se ha recordado a las víctimas de la covid-19.

El jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Miguel Ángel Villarroya, ha presidido dicho acto en el patio del Cuartel General del Estado Mayor de la Defensa (EMAD) con presencia de los jefes de las unidades, centros y organismos dependientes del EMAD, acompañados de una representación de oficiales, suboficiales, militares profesionales de tropa y marinería y personal civil destinado en las mismas.

También han tenido lugar otros homenajes en bases como la de Retamares de Pozuelo de Alarcón (Madrid) o en Rota (Cádiz), y en la Agrupación de Infantería de Marina en Madrid. Todos los actos se han desarrollado siguiendo escrupulosamente todas las medidas sanitarias en vigor y manteniendo la distancia mínima de seguridad entre los asistentes.

En la base naval de Rota, en el Cuartel General de la Flota, se ha llevado a cabo un acto de ofrenda floral en el monumento a los caídos y un rezo en memoria de las víctimas del coronavirus. Según informa la Armada en una nota, la oración marinera, cantada y rezada por los asistentes, ha puesto punto final a un acto de homenaje «que este año ha tenido un contenido especialmente emotivo». 

Malestar en el cuerpo

Como ha publicado OKDIARIO, los militares han trasladado en las últimas horas a Robles su hartazgo con las referencias de Podemos, y especialmente del vicepresidente Pablo Iglesias, al «golpismo» de las Fuerzas Armadas. Esta semana han sido tres las ocasiones en las que desde el partido morado se ha mencionado una presunta sublevación del Ejército y la Guardia Civil contra el Gobierno. Los militares piden a la ministra que haga una defensa pública de su neutralidad.

Sublevación. RebeliónGolpe de estadoInsubordinación. Son cuatro de los términos que Podemos ha incorporado con fuerza esta semana a su discurso político, tanto ante los medios como ante el Congreso de los Diputados, en plena estrategia de ataque contra la oposición. Es la respuesta del partido morado a las críticas políticas por la purga que se ha llevado a cabo en la cúpula de la Guardia Civil, con el coronel Pérez de los Cobos destituido por rechazar injerencias del Ministerio del Interior en una investigación judicial secreta sobre el 8-M, y con la dimisión de los dos tenientes generales que ocupaban el más alto escalafón del Instituto Armado: el ex director adjunto Operativo (DAO), Laurentino Ceña, y el ex jefe del Mando de Operaciones (MOPS), Fernando Santafé.

Este viernes, el relato del partido morado fue más allá. La ministra Irene Montero, durante una entrevista en TVE, aseguró que «la derecha lleva semanas llamando a la insubordinación del Ejército»En el seno de las Fuerzas Armadas no lo han entendido como un lapsus, una confusión entre la Guardia Civil y el Ejército, sino un movimiento medido y coordinado para meter «de nuevo a los militares en la batalla política acusándoles de conspirar», valoran a OKDIARIO fuentes del Ejército de Tierra. No ven inocencia en la estrategia, sino un intento planificado por erosionar su imagen institucional.

Tras ello, a Robles se le ha trasladado la indignación que han provocado las palabras de Montero al incluir a las Fuerzas Armadas, así como «la idoneidad de que Defensa dé un paso al frente para responder» y defender la imagen neutralidad de la institución. «La más valorada junto a los sanitarios durante toda la crisis sanitaria», recuerdan voces militares en referencia a esa Operación Balmis puesta en marcha en toda España.

En su alocución, la ministra ha recordado que «nuestros Ejércitos, las Fuerzas Armadas, en un día como este quieren estar siempre al lado de España y de los españoles». Fuentes extraoficiales de Defensa explican que no es la primera vez en las últimas semanas que Robles es consciente de un ataque directo contra su Ministerio. La ministra ya tuvo que salir al paso para desacreditar a Pablo Iglesias la pasada semana, cuando éste aseguró en una entrevista en Catalunya Radio que ahora «no toca gastar en tanques», en referencia al contrato de 2.100 millones de euros para la adquisición de los nuevos vehículos blindados de transporte ‘8×8’, nada que ver con «tanques». Robles advirtió posteriormente que «algunos» hablaban desde «el desconocimiento».

Robles
Margarita Robles en un acto de reconocimiento a los militares por su labor contra el coronavirus.

Tres episodios en una semana

Antes de las palabras Montero, el más sonado de los episodios fue este jueves, en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica de España tras el Covid-19, en la que Iglesias aseguró en respuesta a Espinosa de los Monteros que «a ustedes les gustaría un golpe de estado». Una frase que provocó la indignación del representante de Vox y su abandono de la sesión. «Cierre al salir», remató el vicepresidente mientras Espinosa de los Monteros subía las escaleras del salón de comisiones.

Un día antes, el propio Iglesias, con brazos en jarra, se dirigió en el Congreso al secretario general del PP, Teodoro García Egea, en estos términos: «¿Está usted llamando a la sublevación de la Guardia Civil?». Era su respuesta a la comparación que Egea había realizado de los dos tenientes generales dimitidos con el duque de Ahumada, fundador de la Guardia Civil, que se negó a cesar a un cabo que, siguiendo ordenes, no permitió el paso al carruaje del entonces presidente del Gobierno, Ramón María Narváez. Narváez exigió que castigaran a ese cabo y el duque de Ahumada respondió presentado su dimisión, que no fue aceptada (ni el cabo castigado).

Lo último en España

Últimas noticias