Congreso de los Diputados

Bronca en el Congreso: el Pablo Iglesias más macarra acusa a Vox de querer dar «un golpe de Estado»

El clima de alto voltaje en el Congreso de los Diputados ha tenido este jueves un nuevo episodio. El momento se ha producido cuando Pablo Iglesias, en su comparecencia en la Comisión de Reconstrucción, se ha referido a los dirigentes de Vox, Iván Espinosa de los Monteros y Santiago Abascal, afirmando: «Aunque a veces parezca que más quieren dar un golpe de Estado que proteger la democracia española estoy dispuesto a dialogar con cualquiera».

«Se puede imaginar la opinión que tengo yo del señor Espinosa de los Monteros o Abascal. Pero les han votado muchos ciudadanos españoles», ha dicho también el vicepresidente.

La alusión ha provocado la reacción inmediata de Espinosa de los Monteros, quien ha pedido al presidente de la Comisión, el socialista Patxi López, que tomase «cartas en el asunto». «Acaba de decir el ponente que nuestro grupo parlamentario parece que quiere dar un golpe de Estado. Es una manifestación absolutamente intolerable, que falta a la verdad y que es tremendamente ofensiva para nuestro grupo parlamentario y los cuatro millones de personas que le han votado», ha expuesto Espinosa, requiriendo una rectificación.

López, en lugar de llamar al orden a Iglesias por sus afirmaciones, ha salido en defensa del dirigente podemita. «Ha dicho que ‘parece que’, no que vaya a dar un golpe de Estado. No tiene la misma categoría», ha defendido el ex lehendakari, opinando también que «aquí alguno tiene la piel muy fina».

«Ya sé que a veces no nos gusta escuchar algunas cosas, pero eso significa también libertad de expresión. Tener que escuchar lo que alguno no quiere escuchar. Le preguntaré al vicepresidente si quiere retirar esas palabras», ha avisado.

Iglesias ha renunciado a rectificar. Al contrario, ha añadido más tensión: «Voy a ser más preciso. Creo que les gustaría dar un golpe de Estado, pero que no se atreven. Además de desearlo, y pedirlo hay que atreverse», ha retado al de Vox.

«Voy a ser más preciso. Creo que les gustaría dar un golpe de Estado, pero que no se atreven», ha afirmado Iglesias

«Esto es un espectáculo lamentable, no voy a tolerar esto», ha respondido Espinosa mientras se levantaba de su asiento en la Comisión.

«¿Y en qué se traduce que usted no lo vaya a tolerar?», ha preguntado Iglesias con ironía. López, mientras, aconsejaba al líder de Podemos no entrar en «diálogos de este tipo». «Cierre la puerta al salir», le ha espetado Iglesias a Espinosa, mientras éste abandonaba la sala.

«Hijo de un terrorista»

La tensión entre los grupos parlamentarios es máxima. Este miércoles, la sesión de control en el Congreso evidenció el choque total entre el Gobierno y la oposición. La portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, se enfrentó a Iglesias en un durísimo rifirrafe en el que afirmó que el líder podemita «es el hijo de un terrorista».

«Usted acaba de cometer un delito aquí. Solo alguien con títulos nobiliarios es capaz de creerse con la impunidad de poder llamar terrorista a alguien y que le salga gratis», le avisó Iglesias, quien afirmó que pedirá a su padre, Francisco Javier Iglesias, que ejerza «las acciones oportunas».

El enfrentamiento se produjo después de que Iglesias se hubiese referido insistentemente a la portavoz ‘popular’ como «marquesa».

«Usted es el hijo de un terrorista, a esa aristocracia pertenece, la del crimen político», espetó finalmente Álvarez de Toledo, en alusión a la militancia  del progenitor de Iglesias en el FRAP (Frente Revolucionario Antifascista y Patriota), cuyas acciones se desarrollaron en la Transición.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, reclamó a la portavoz del PP que retirara estas palabras del diario de sesiones, a lo que Álvarez de Toledo se negó. Batet, de forma inusual, retiró las afirmaciones, ante el rechazo de la portavoz de los populares y las protestas desde las bancadas del PP.

El padre de Iglesias denunciará a Álvarez de Toledo, según ha afirmado durante una entrevista concedida al periodista Jesús Cintora en ‘La Sexta’.

Querella del padre

Francisco Javier Iglesias, padre del vicepresidente segundo, fue militante del FRAP tal y como ha reconocido el propio dirigente de Podemos en más de una ocasión. Este grupo fue una escisión del PCE creado en 1973 que perpetró varios actos violentos durante la dictadura franquista. Su sangriento historial cuenta con cinco víctimas mortales, todas ellas agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, según la Asociación de Víctimas del Terrorismo. Este grupo terrorista se disolvió en 1978, años después de que tres militantes fuesen fusilados por el régimen franquista en 1975.

Pablo Iglesias escribió un tuit el 2 de agosto de 2013 en el que se enorgullecía de su «padre frapero» por militar en su momento en la organización.

Lo último en España

Últimas noticias