Crisis del coronavirus

Iglesias llevará el pulso con Calviño hasta el final aunque amenace la estabilidad del Gobierno

pablo iglesias
Pablo Iglesias y Nadia Calviño

Tras siete horas de reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, que el sábado aireó algunas de las discrepancias entre los dos socios de Gobierno, ahora todas las miradas están puestas en la reunión semanal que el Gabinete de Pedro Sánchez celebrará este martes. Los dos socios saben que en las próximas horas se juegan la viabilidad o no de la coalición y Pablo Iglesias está dispuesto a jugárselo todo para evidenciar sus diferencias con el PSOE.

Varios miembros del Ejecutivo consideran que se trata de un encuentro «crucial» para el futuro del Gobierno socialcomunista. Sobre la mesa, los ministros tendrán las medidas económicas de apoyo a las familias y empresas por la crisis del coronavirus. El PSOE, con experiencia de gestión, prefiere optar por la moderación. Podemos, por su parte, quiere «medidas sociales» para «salvar a las familias».

El cruce de acusaciones entre socios resuena a pocas horas de la cita en Moncloa. Fuentes de la formación morada acusan a sus colegas socialistas de «mirar más por las grandes empresas, la banca y el IBEX 35» mientras que al revés, las críticas, vienen marcadas por «la inexperiencia y falta de realismo» de los ministros de Podemos.

Socialistas y podemitas son conscientes de la importancia de la reunión de este martes y reconocen que «no será plácida». Los de Pablo Iglesias llegan al encuentro con unas reivindicaciones de máximos, que chocan con los planteamientos de la parte más pragmática y realista del Ejecutivo, encabezada por Nadia Calviño.

Los ministros de Podemos acudirán al Palacio de La Moncloa con una postura única e inamovible. Hijos del 15M, movimiento que surgió a raíz de la crisis económica y financiera del 2008, los morados creen que el Gobierno debe destinar más recursos a las familias y a los autónomos para evitar que, si la epidemia del coronavirus desemboca en una nueva crisis económica como auguran los expertos, su nicho de votantes no vuelva a ser el más afectado y desprotegido.

Los representantes podemitas reclamarán medidas económicas potentes que, sin duda alguna, tendrán una incidencia importante en las cuentas del Estado. Por eso, ni Calviño ni el sector más moderado y pragmático del Ejecutivo están dispuestos a tirar la casa por la ventana por cuestiones únicamente ideológicas y políticas. El equipo económico del Gobierno, liderado principalmente por el PSOE, cree que «hay que tener prudencia» para «no comprometer seriamente la economía del Estado».

Pulso Iglesias-Calviño

En la bronca y tensa reunión del sábado Pablo Iglesias y Calviño lideraron las dos almas del Gobierno. El presidente, Pedro Sánchez, ejerció de mero árbitro. Según fuentes conocedoras del desarrollo del Consejo de Ministros, los vicepresidentes segundo y tercero tuvieron importantes diferencias a la hora de acordar el decreto del estado de alarma. Calviño llegó a amenazar con su dimisión si el líder de Podemos no abandonaba el Gobierno.

Lo último en España

Últimas noticias