Ley de Memoria Histórica

El nieto de un alcalde republicano rechaza que se quite la calle a un franquista para dársela a su abuelo

El alcalde republicano de Logroño, Emilio Francés y miembros de la División Azul del teniente coronel Asparza
El alcalde republicano de Logroño, Emilio Francés y miembros de la División Azul del teniente coronel Asparza

Critica que sea a costa de quitar la calle a un militar de la División Azul, "otro ilustre riojano"

Afirma que sólo sirve para "crear malestar y remover el pasado"

El nieto de un alcalde republicano de Logroño ha criticado que quiten el nombre a una calle de un militar de la División Azul, para ponerle el de su abuelo porque puede "crear malestar" y "sólo sirve para remover un pasado muy lejano". Federico Sáenz Francés saluda y agradece la decisión de dedicarle una calle a su familiar, Emilio Francés, pero lamenta que sea a costa del de "otro ilustre riojano, el Teniente coronel Santos Ascarza". Por ello, propone que se le dé a su abuelo el de "una calle nueva o que no lleve el nombre de logroñeses ilustres".

El militar es el de más alta graduación que murió combatiendo con la también conocida ‘Blaue Division’ (División Azul) o 250 División de Infantería de la Wehrmacht en la II Guerra Mundial, unidades de voluntarios que Franco envió para apoyar al ejército alemán en sus combates con la Unión Soviética. Y el ayuntamiento de Logroño le concedió una calle en 1943, meses después de caer en los campos  de Rusia.

Ahora, tres cuartos de siglo después, se le despoja de ella en virtud de la Ley de Memoria Histórica. La Junta de Gobierno Local aprobó el pasado 11 julio cambiar la denominación de la calle Teniente coronel Santos Ascarza en cumplimiento de la controvertida norma que instauró Zapatero y sobre la que ahora pretende avanzar Pedro Sánchez. Desde entonces ha pasado a ser Alcalde Emilio Francés, quien fue regidor de Logroño de 1918 a 1920 y luego fue asesinado en la Guerra Civil. Y su nieto ha mostrado su disconformidad.

"Crea malestar y remueve el pasado"

En una carta publicada en el diario La Rioja, Federico Saenz Francés, señala: "Como es natural, es una satisfacción para mí, nieto de Emilio Francés, que la ciudad de Logroño dedique una calle a mi abuelo, sobre todo por lo que tiene de reconocimiento a su valía personal. Lo que no me agrada, en absoluto, es que la calle asignada sea la dedicada, hasta ahora, a otro ilustre riojano, el teniente coronel Santos Ascarza, que creo que reúne todos los merecimientos para tener ese honor".

El familiar del regidor continúa: "Pienso que si el Consistorio considera que Emilio Francés merece tener una calle, esta debería ser una de tantas que han surgido nuevas, o que de producirse un cambio no tendría que ser a costa de otro ilustre personaje, de cualquier ideología". Una lección en forma de misiva y en la que el nieto del republicano hace una advertencia: "Todo esto, además de crear malestar entre muchas personas e incomodidad para otras muchas, solamente sirve para remover un pasado ya muy lejano, lo que es inconveniente desde cualquier punto de vista", concluye.

Sustitución de la antigua placa por la nueva calle Alcalde Emilio Francés
Sustitución de la antigua placa por la nueva calle dedicada al alcalde Emilio Francés

El cambio de la calle dedicada al militar ha sido objeto de un recurso interpuesto por el Colectivo de Familiares de Caídos en Rusia. Alegan que murió en combate en tierras rusas en 1943 y en el marco de la contienda mundial, y, que por tanto, su caso nada tiene que ver con el contenido de la denominada Ley de Memoria Histórica alusiva a la Guerra Civil y posterior dictadura franquista. Es uno de los más de 40 recursos a que se enfrenta el ayuntamiento por el cambio de calles "por falta de legitimidad".

Con lo que no contaba el consistorio logroñés es que no sólo los descendientes del militar, sino los del alcalde que le sustituye en el callejero se opusieran a una iniciativa que está siendo impugnada en los juzgados en muchos puntos de España.

Lo último en España