DESAPARECIDA

La Guardia Civil busca de nuevo el cuerpo de Marta Calvo y el sospechoso se exculpa en una grabación

A la joven se le pierde la pista en Valencia en noviembre de 2019 y la investigación apunta a que fue descuartizada

Jorge Ignacio Palma culpa en un audio, al que ha tenido acceso OKDIARIO, a todas sus víctimas de ser las responsables de sus propias sobredosis de cocaína

El presunto asesino de Marta Calvo será investigado por 15 víctimas

El asesino confeso de Marta Calvo fue investigado por la muerte de una prostituta en abril

Ver vídeo

Los investigadores de la Guardia Civil han solicitado permiso al juez para reactivar la búsqueda de Marta Calvo, la joven fallecida y descuartizada por Jorge Ignacio Palma hace casi dos años. Los agentes han revisado los posicionamientos del teléfono del sospechoso en el momento de la desaparición de Marta y el dispositivo estuvo en un mismo punto detenido varias horas a las afueras de Manuel, localidad donde tenía una casa de Palma y donde se sitúa a Marta por última vez. Mientras las pesquisas avanzan, OKDIARIO ha tenido acceso a una grabación en la que puede escucharse por primera vez la voz de Palma y en el que, fundamentalmente, culpa a sus víctimas de ser las responsables de lo que les ha sucedido.

Para contextualizar la aberración que estas palabras suponen hay que explicar el modus operandi de un hombre que se encuentra en la cárcel acusado de más 30 delitos cometidos contra 10 mujeres. Los ilícitos más graves de los que acusan a Palma son las muertes de tres mujeres de los que los investigadores lo responsabilizan por haber puesto en serio peligro la vida de ellas a sabiendas de la peligrosidad de sus conductas sexuales Y no es para menos.

Palma, que tiene antecedentes penales relacionados con el narcotráfico, contactaba con todas sus víctimas de la misma manera y con los mismos fines. A través de anuncios o plataformas de contactos el hombre las localizaba para mantener relaciones sexuales esporádicas casi siempre en la casa que tenía en la localidad valenciana de Manuel, aunque en otras ocasiones se producían en otros escenarios. Una vez a solas con las chicas, y después de haber tomado varias copas, el tipo les sugería llevar a cabo lo que se conoce como ‘Fiesta Blanca’, o lo que es lo mismo, practicar sexo acompañado de un consumo de grandes dosis de cocaína.

Palma aprovechaba el estado de ebriedad de las mujeres con las que contactaba o incluso la administración de alguna sustancia química que las sometiera a su voluntad. Usaba rocas de cocaína que introducía directamente en la vagina de sus víctimas. Una de ellas, una superviviente, lo declaró así en el juzgado. Tras una noche con Palma se dirigió a la ducha y en el momento de asearse sus partes íntimas noto algo “grande y duro que le molestaba en el interior de la vagina”. La joven se extrajo a sí misma una piedra de cocaína.

‘Fiesta Blanca’ mortal

Nada demuestra que esta conducta consigue un mayor placer sexual, así que los expertos lo atribuyen a una parafilia de Palma con la que obtendría mayor placer sexual por el mero hecho de humillar o someter a una mujer, no por la química de la cocaína. Es una práctica extremadamente peligrosa para las mujeres que lo padecen, porque la absorción descontrolada de cocaína a través de los tejidos de los órganos sexuales hace que sus organismos puedan colapsar hasta la muerte.

Esto es lo que los investigadores están seguros que le sucedió a Marta Calvo la noche que desapareció. La tesis oficial es que falleció víctima de una sobredosis y que Jorge Ignacio decidió descuartizar el cadáver de la joven y sacarlo de la vivienda. De hecho, la Guardia civil cree estar segura de que el hecho de que la madre de Marta Calvo se presentara en la casa de Palma aceleró su decisión de deshacerse del cuerpo. Marisol, la madre de Marta, recibió de su hija la ubicación en la que se encontraba la noche que desapareció. Siempre lo hacía cuando estaba con una persona a la que acababa de conocer. Ante la ausencia de noticias de su hija, Marisol acudió a la casa, pero Palma le dijo que él no conocía de nada a su hija.

Los investigadores buscaron el cuerpo de Marta durante meses siguiendo los pocos datos aportados por Palma. Básicamente según lo averiguado hasta ahora los restos de Marta acabaron en unos contenedores de basura y su contenido en un vertedero. Nunca se encontró nada allí y ese fracaso abona la idea de que Palma mintió a los investigadores. De ahí que hoy se reactive su búsqueda de Marta en las inmediaciones de Manuel. Pero no en cualquier sitio. Los agentes vuelven a fijarse desde hoy en un lugar concreto en el que el teléfono de Palma estuvo detenido varias horas tras la desaparición de Marta.

Nadie sabe el resultado de esta nueva búsqueda, pero sí lo que Palma opina de esta investigación. OKDIARIO ha tenido acceso a la única grabación del sospechoso desde que fue detenido. Asegura que todas las desgracias de sus presuntas víctimas las originaron ellas mismas llevando la droga a sus encuentros y que poco o nada más puede hacer por la familia de Marta Calvo para que den con su cadáver. Los investigadores creen que sigue mintiendo y que si entorpece el hallazgo del cuerpo de Marta es porque lo incrimina de manera irrefutable.

Lo último en España

Últimas noticias