Los ediles de Bildu y Geroa Bai intentan poner una ikurriña en el balcón del Ayuntamiento de Pamplona

Los ediles de la proetarra Bildu y los nacionalistas de Geroa Bai, marca del PNV en Navarra, han intentado poner una ikurriña gigante en el balcón del Consistorio de Pamplona durante el chupinazo de los Sanfermines, una intención, sin embargo, que ha sido abortada por la Policía Local, pero que ha provocado empujones con las formaciones constitucionalistas y con los propios agentes. Los mismo ediles de Bildu también han llevado sus reivindicaciones a esta festividad navarra vistiendo camisetas con la bandera ikurriña y otra simbolizando Navarra y la frase ‘Adierazpen askatuza’ (libertad de expresión).

El alcalde de la ciudad, Enrique Maya (Navarra Suma), ha "denunciado" que "como siempre algunos quieren imponer en la fachada del Ayuntamiento símbolos que no son propios de Navarra" y ha señalado que la Policía Municipal ha tratado de salvaguardar la "legalidad" y que los símbolos que estuvieran representados fueran los de Pamplona, Navarra, España y Europa.

El primer edil ha reprochado a los nacionalistas y proetarras que "ellos sabrán lo que hace" y ha manifestado que no va a entrar en "sus provocaciones". Ha criticado también que el ex alcalde Joseba Asiron, de EH Bildu, se "permite el lujo de increparme". "Ese es su estilo, no me sorprende", ha aseverado. Según ha dicho, "si quieren montar numeritos y liarla son ellos los que crispan y no nosotros". Ha esperado que las fiestas transcurran con normalidad.

El líder de los proetarras, por su parte, ha indicado que un concejal y una edil han intentado sacar una ikurriña a la fachada del Ayuntamiento en el momento de lanzar el chupinazo y que "la Policía Municipal lo ha impedido" y "se la ha arrancado". También la concejala de Geroa Bai Itziar Gómez ha comentado que "colocar la ikurriña es una manera de representar otra sensibilidad" y ha denunciado "la orden de impedirlo desde Alcaldía, con formas fuertes". Ha reivindicado un "espacio de expresión que merece parte importante de la ciudad".

También algunos asistentes a la Plaza del Ayuntamiento han logardo meter una ikurriña en el momento del chupinazo de los Sanfermines, a pesar del bando municipal de la nueva formación Navarra Suma que prohibía  llevar cualquier tipo de bandera por la seguridad de los asistentes.

Prohibida la entrada de banderas a la plaza

El bando de los Sanfermines del Consistorio del alcalde de Pamplona, Enrique Maya –Navarra Suma– prohibía de manera tajante la entrada de palos, envases de vidrio o latas de bebida que no estén abiertas, pero, además, y aquí radicaba la novedad, tampoco se podía acceder con “banderas o telas de gran tamaño con las que se pueda cubrir a un elevado número de participantes, que puedan ocasionar movimientos de masas indeseados, o cualquier otro elemento susceptible de originar daños directa o indirectamente”.

Negociaciones para la Presidencia de Navarra

Este incidente pone un punto de tensión más a las negociaciones alrededor de la investidura de María Chivite, líder del PSOE en Navarra. Ésta, para ser presidenta, necesita de los votos o la abstención de los proetarras de Bildu, a pesar de contar con los escaños de Podemos, Geroa Bai –la misma formación que ha intentado poner la ikurriña– e I-E tras el pacto cerrado este viernes.

La socialista confía en ser investida presidenta de la Comunidad Foral, sin embargo, no quiere negociar directamente con los proetarras, por ello, ha confiado la misión en ERC.  Y es que ERC y EH Bildu mantienen coordinación plena para la negociación, tanto de su abstención en la sesión de investidura de Pedro Sánchez, como para las decisiones que faciliten el avance del separatismo en las distintas plazas españolas donde los Gobiernos puedan acercarse a los planteamientos independentistas.

Lo último en España