El desfase juvenil en Granada obliga a la Policía a desalojar una calle que ocupaban sin medidas de seguridad

La Policía Local de Granada se vio la pasada noche sorprendida y en momentos desbordada por una tumultuosa congregación callejera de jóvenes que protestaba ostensiblemente en la calle con saltos y canciones tras el cierre preceptivo de los locales en los que se divertían hasta el momento.

Los agentes se vieron obligados a proceder al desalojo de la gran aglomeración de jóvenes en la popular calle Ángel Ganivet. No respetaban las distancias de seguridad ni apenas portaban mascarillas. La concentración se produjo poco después de la una de la madrugada, cuando los locales de esta popular zona de ocio de la capital cerraron.

Este tuit de un agente de la Policía Local es lo bastante elocuente.

Un portavoz del cuerpo policial municipal aseguró que la vía tuvo que ser desalojada ante la actitud negativa de los viandantes. El tumulto se produce en pleno repunte de casos de coronavirus en ciudad de Granada, que ya está por encima de la tasa determinada por Sanidad de 500 positivos por cada 100.000 habitantes, una línea que marca la posibilidad de tomar medidas restrictivas de la movilidad.

El alcalde de Granada, Luis Salvador, aseveró este jueves que se estaba intensificando el trabajo policial para evitar precisamente concentraciones de jóvenes, como la de esta madrugada.

La Policía Local de Granada practicó  la pasada noche más de 90 denuncias por diversos motivos, principalmente por ruidos en pisos por fiestas, botellón en la calle, no usar la mascarilla, y a establecimientos como una discoteca, un tipo de negocio que no está permitido que abra actualmente por las restricciones de la Junta de Andalucía por el coronavirus (Covid-19), que tuvo que ser desalojada y tenía unas 60 personas en su interior, así como dos detenciones a dos hombres por supuestos casos de violencia de género.

Según concreta la Policía en un informe, durante toda la noche recibieron más de 350 llamadas que se tradujeron en más de 120 actuaciones prestadas por las patrullas de servicio nocturno. La mayor parte de ellas denunciaban molestias generadas por ruidos en viviendas por fiestas (80) o por ruidos en la vía pública, debido a la multitud de personas que se encontraban por las distintas calles de la ciudad.

Como resultado de las actuaciones policiales, fueron más de 90 las denuncias, entre ellas, 25 por ruidos en pisos por fiestas, 23 por consumo de alcohol en la vía pública, ocho por no hacer uso de la mascarilla y otras por infracciones como tenencia de sustancias estupefacientes o infracciones de tráfico.

También hubo cinco denuncias a establecimientos, entre ellos la discoteca ya citada. Del resto, dos fueron por ocupación de vía pública con terraza sobrepasando el horario permitido, otra a un pub que igualmente superaba el horario de cierre y la última a un bazar por venta de alcohol más allá de las 22,00 horas.

Lo último en España

Últimas noticias