Así es el chalé de lujo de Waterloo desde el que Puigdemont pretende gobernar Cataluña

Comentar

Como Napoleón, Carles Puigdemont también ha tenido su particular batalla de Waterloo. Tras reconocer su derrota a través del indiscreto teléfono móvil de Toni Comín, el ex presidente de la Generalitat ha alquilado un lujoso chalé en esta zona residencial situada a 20 kilómetros de Bruselas. Justo donde se esfumó el sueño imperial de Napoleón ante las tropas de Wellington.

La elección demuestra que Puigdemont no tiene prisa por regresar a España, sino que se dispone a dar una larga batalla legal ante los tribunales. La mansión que, según la prensa belga, ha alquilado el prófugo de la Justicia se alquila por 4.400 euros al mes en un conocido portal inmobiliario.

Rodeada por un amplio jardín de 1.000 metros cuadrados, la mansión cuenta con un amplio salón, una cocina completamente equipada, tres baños, un garaje para cuatro vehículos, una gran terraza y seis habitaciones, en las que Carles Puigdemont podrá instalar su despacho para recibir a Roger Torrent y al resto de emisarios independentistas del Parlament.

Waterloo
El chalé que Carles Puigdemont ha alquilado en Waterloo, según la prensa belga.

Waterloo
El salón comedor del chalé que Puigdemont ha alquilado en Waterloo.

Waterloo
La vivienda está rodeada de un amplio jardín de 1.000 metros cuadrados.

Waterloo
La cocina completamente equipada del chalé que ha alquilado Puigdemont.

Waterloo
Uno de los dormitorios, situados en la planta superior.

Waterloo
Uno de los baños, equipado con bañera, del chalé que ha alquilado Puigdemont.

Waterloo
Otro de los baños sólo cuenta con una ducha.

Waterloo
Las pintorescas vistas que Puigdemont disfrutará desde su vivienda en Waterloo.

Waterloo
Una de las estancias de la planta superior, muy luminosas gracias a estas claraboyas.

Waterloo
Otra vista exterior de la nueva mansión de Puigdemont en Waterloo.

¿Quién paga las facturas? Como ha informado OKDIARIO, el empresario que acompaña a Puigdemont desde su fuga a Bruselas, Josep Maria Matamala, ha recibido durante los tres últimos años contratos de la Generalitat y de otras Administraciones gobernadas por el PDeCAT que suman más de 300.000 euros.

“El señor Matamala le acompañaba a todos sitios y le pagaba todo”, explicaba a OKDIARIO un empleado del hotel Chambord de Bruselas el pasado mes de noviembre. Josep María Matamala es un histórico dirigente del PDeCAT en Gerona. Durante ocho años fue concejal en el Ayuntamiento de Gerona (entre 1987 y 1995).

Antes de ser alcalde, Carles  Puigdemont fue miembro del consejo de administración de su empresa, INCATIS, que ahora recibe cientos de miles de euros de los gobiernos del PDeCAT. Además, juntos pusieron en marcha otro proyecto empresarial, la agencia Cat Edicions, que se dedicaba a redactar discursos, notas de prensa y prólogos para alcaldes de CiU (una tarea que asumía el “periodista” Puigdemont, tras su etapa como redactor jefe del diario regional El Punt).

Últimas noticias