El PDeCAT ha dado más de 300.000€ públicos al empresario que acompaña a Puigdemont en su fuga a Bruselas

Carles Puigdemont y su amigo Josep María Matamala, en Bruselas (Foto: EFE).
Carles Puigdemont y su amigo Josep María Matamala, en Bruselas (Foto: EFE).

¿Se ha preguntado quién paga las largas vacaciones que Carles Puigdemont  disfruta desde hace tres meses en Bruselas? Probablemente, usted. Tan sólo en los tres últimos años, la Generalitat y varios ayuntamientos gobernados por el PDeCAT y la CUP han dado contratos que suman más de 300.000 euros a la sociedad Iniciatives Catalanes i Serveis SL (INCATIS), propiedad del empresario Josep Maria Matamala que desde hace varios meses acompaña a Carles Puigdemont en su fuga a Bruselas.

No es extraño que las Administraciones gobernadas por el PDeCAT rieguen con contratos públicos a la empresa de Matamala, que es un histórico dirigente de este partido en Gerona. Fue durante ocho años concejal en el Ayuntamiento de Gerona (entre 1987 y 1995). Antes de ser alcalde, Carles  Puigdemont fue miembro del consejo de administración de su empresa, INCATIS, hasta 2005. Además, juntos pusieron en marcha otro proyecto empresarial, la agencia Cat Edicions, que se dedicaba a redactar discursos, notas de prensa y prólogos para alcaldes de CiU (una tarea que asumía el "periodista" Puigdemont, tras su etapa como redactor jefe del diario regional El Punt).

Ahora, el empresario Josep María Matamala se ha convertido en la sombra del ex presidente de la Generalitat desde que emprendió su viaje a Bruselas para huir de la Justicia. Puigdemont ha cambiado varias veces de alojamiento, pero casi siempre se deja vez en la capital belga (también en su reciente visita a Copenhague) junto a Matamala y a un mosso d’Esquadra que también parece disfrutar de unas larguísimas vacaciones. “El señor Matamala le acompañaba a todos sitios y le pagaba todo”, explicaba a OKDIARIO un empleado del hotel Chambord de Bruselas el pasado mes de noviembre.

Josep Maria Matamala fundó en 1995 la empresa Iniciatives Catalanes i Serveis SL (INCATIS), que se dedica a la organización de eventos y ferias. Durante los últimos tres años, su principal cliente han sido las Administraciones gobernadas por el PDeCAT, que le han dado más de 300.000 euros en contrato. Suficiente para alargar las vacaciones en Bruselas durante un par de meses más.

El turismo de la Costa Brava

La Diputación de Gerona, que actualmente preside Pere Vila i Fulcarà (PDeCAT), adjudica cada año a INCATIS desde 2013 la organización del evento gastronómico B-Delicious, que se celebra en el salón de turismo B-Travel. Tan sólo durante los tres últimos años, esto ha supuesto una inyección económica de algo más de 30.000 euros (10.450 euros al año) para la empresa de Matamala.

Por su parte, el Patronato de Turismo de la Costa Brava (que también depende de la Diputación de Gerona) ha abonado a INCATIS otros 43.560 euros para coordinar la oferta gastronómica de sus ferias turísticas durante los dos últimos años (21.780 euros anuales).

La Agencia Catalana de Turismo, que depende de la Generalitat, ha dado durante la Presidencia de Puigdemont 41.000 euros públicos a la empresa de su amigo para coordinar la oferta gastronómica del Mercat d’Escapades en 2016 y 2017.

La empresa de Matamala también pesca en los ayuntamientos gobernados por el PDeCAT, comenzado por el de Gerona, del que Puigdemont fue alcalde hasta enero de 2016. Este consistorio ha abonado a INCATIS otros 59.000 euros públicos por la organización de distintos eventos turísticos y gastronómicos.

El edil llama "hijos de puta" a los policías

El Ayuntamiento de Riudellots de Selva, cuyo alcaldesa es la ex diputada autonómica del PDeCAT Montserrat Roura paga cada año 12.000 euros a INCATIS por organizar la Fira del Porc. En total, 36.000 euros durante los tres últimos años. El Ayuntamiento de Camprodon ha adjudicado durante al menos dos años a la empresa de Matamala la organización de la Fira de Nadal: 11.495 euros en 2015 y 16.500 en 2016. En total, 28.000 euros públicos.

La hija de Josep Maria Matamala, Neus Matamala, ha sido concejal del PDeCAT en el Ayuntamiento de Celrà entre 2011 y 2015. Este consistorio ha adjudicado a la empresa de su padre la organización de la Fira de la Brasa durante los tres últimos años: 4.132 euros en 2015, 6.050 euros en 2016 y 7.260 euros en 2017. En total, otro pellizco de 17.442 euros.

No sólo los ayuntamientos gobernados por el PDeCAT financian al amigo y protector de Puigdemont. El Ayuntamiento de Argentona le adjudicó en 2017 distintos servicios para la Feria de la Cerveza por 14.883 euros. El alcalde de Argentona es Eudald Calvo (CUP), vicepresidente de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), que durante la jornada del 1-O publicó en Twitter mensajes en los que calificaba de “hijos de puta”, “infrahumanos” y “fascistas” a los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Otros ayuntamientos como el de Olot (28.850 euros en 2016) adjudican contratos a la empresa de eventos de Josep Maria Matalmala, hasta superar la cifra de 300.000 euros públicos durante los últimos tres años.

Lo último en Investigación