coronavirus

BA.2, la nueva versión ‘silenciosa’ de ómicron: mayor número de mutaciones y más difícil de detectar

Ómicron nueva variante
Ómicron nueva variante

La variante ómicron le han detectado nuevos apellidos que hasta ahora parecían desconocidos para la población en general: BA.1, BA.2 y BA.3. La segunda subvariante, BA.2, conocida como ‘ómicron sigilosa’, ya está presente en 35 países, entre ellos varios europeos como Dinamarca o Reino Unido.

La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA en sus siglas en inglés) comunicó el pasado viernes que había que investigar con una mayor profundidad la variante ómicron, catalogado como BA.2. Y es que, en Reino Unido, se han detectado 426 casos de esta nueva versión de ómicron.

Ómicron se ha encontrado en 40 países, entre ellos Filipinas, India, Singapur, Noruega, Suecia y Dinamarca, según la base de datos internacional GISAID.

Así, en Dinamarca, los casos atribuidos a la subvariante BA.2 ya representan el 45% de contagios frente a los casos de BA.1 que han ido decayendo en este mes, como señalaron las autoridades sanitarias danesas.

Lo que es cierto es que por el momento no existen evidencias de que la subvariante BA.2 sea más grave que la BA.1 (la original), aunque desde los sistemas sanitarios de diferentes países que han detectado en sus territorios esta subvariante, coinciden en señalar que aún es pronto para saber si ómicron BA.2 es más virulenta o no. Por ahora se han registrado más de 2.000 casos de BA.2 en todo el mundo.

La mortalidad se reduce en personas con ‘colesterol bueno’ elevado 

Un estudio elaborado por el Servicio de Medicina Interna del Hospital público La Paz y profesionales de centros de salud y de la Gerencia Asistencial de Atención Primaria ha demostrado que la mortalidad por Covid-19 fue un 25 por ciento inferior en aquellas personas mayores de 75 años que mostraban niveles más altos antes de la infección de HDLc, el llamado ‘colesterol bueno’.

Los resultados de esta investigación han sido publicados en la revista científica ‘Atherosclerosis’. La mortalidad en pacientes infectados con SARS-CoV-2 se debe principalmente a una respuesta inmunitaria exagerada que induce daño pulmonar y vascular, lo que conduce a una insuficiencia respiratoria aguda y a un mayor riesgo de infecciones bacterianas asociadas.

Las partículas de HDL transportan diversas proteínas implicadas en la defensa frente a la infección y reducen la tormenta inflamatoria, no solo por Covid-19 sino también en otros contagios. Un colesterol bueno alto indica probablemente una mayor cantidad de estas partículas y, por tanto, una mayor cantidad de proteínas protectoras frente a la infección.

Así es posible que fomentar aquellos factores que aumentan las HDL, como son el ejercicio físico regular, no fumar o una dieta sana, ayude al organismo en la defensa frente a las infecciones en general y por Covid-19 en particular, reduciendo la mortalidad.

La baja concentración de colesterol HDL (HDLc) se asocia con un mayor riesgo de mortalidad relacionada con la infección por SARS-CoV-2. En varones se considera bajo cuando está por debajo de 40 mg/dl; en mujeres, por debajo de 50 mg/dl.

Lo último en España

Últimas noticias