Mercados

Wall Street, ¡negando lo evidente!

wall street
"La niña sin miedo", de Kristen Visbal, en Wall Street (Foto: Getty)

“Si no puedes volar entonces corre, si no puedes correr entonces camina, si no puedes caminar, entonces arrástrate… pero hagas lo que hagas, sigue moviéndote hacia adelante con determinación” Martin Luther King

Quizá se preguntarán si tras dos meses y medio de caídas en Wall Street el mercado está preparado para armarse de valor y volver a reanudar su movimiento alcista. No sólo ustedes, al fin y al cabo esta es la gran pregunta del parqué yankee tras casi una década de verde esperanza que, ¡no se olvida fácilmente!

Y es que ver un primer impulso bajista se hace cuanto menos extraño, ¿verdad? Pero previa argumentación a mi respuesta; ¿no consideran que deberíamos reflexionar sobre la profundidad de la cuestión per se? Y es que, en definitiva, como les he venido advirtiendo desde octubre, ¡el mercado bajista ya está aquí! Ello obviamente excluye que lo vivido sea una corrección. Charles Dow nos enseñó a observar detenidamente la secuencia de zigzagueos de la Bolsa para delimitarlos en tendencias formadas por impulsos y correcciones, no lo olviden.

La Bolsa se mueve zigzagueando en el corto plazo para dar forma a las tendencias dominantes denominadas primarias. En tal sentido considero que lo que hemos acontecido en el período octubre 2018 a enero 2019, es el primer impulso bajista extendido aproximadamente en 3 meses. Este período temporal estándar, definido por el Sr. Dow en su principal teoría, nos expone que las tendencias primarias se forman por impulsos y correcciones que se extienden en etapas secundarias de entre 1 y 3 meses y que se corrigen entre sí, ⅓ la mitad o ⅔ del movimiento impulsivo previo.

La pérdida de soportes técnicos y la extensión de dicho impulso bajista, viene además completada por un amplio proceso de confirmación bajista bajo el descaro de un mercado que se dirige como un auténtico cohete a mínimos de 52 semanas y con un MACD mensual marcando un proceso de momento altamente bajista. Más allá de ello, la amplitud del mercado es francamente reveladora, puesto que Mr. Market marca un estado en tendencia con mucha determinación. Lógico es pensar, atrapados por la maquiavélica corriente alcista que ha dominado durante 9 años Wall Street, que el susto se ha completado, pero nada más allá de la realidad. ¡Un mercado bajista no destaca por el miedo! Sí lo hace por el dolor y la capitulación tras un curioso período de negación de lo evidente que mucho me temo todavía está al caer.

Probablemente aquellos más escépticos del análisis técnico, piensen que estas palabras carecen de sentido lógico. Les entiendo, la fase de negación de aquello evidente parece que es lo que a día de hoy domina nuestro mercado. A ellos les mencionaría un importante detalle. ¡El profit warning! El de Apple no es más que el comienzo de lo que hemos venido advirtiendo desde Blackbird.

La alteración de las previsiones de los analistas junto con las nulas rentabilidades de los activos libres de riesgo, han sembrado la semilla de un terremoto financiero en los mercados. ¡No se engañen! Los ajustes en el yield spread requieren drásticas caídas que en su primer envite han aniquilado entre el 30%-50% de la capitalización en empresas como Nvidia, Facebook, Amazon Inc, o el gigante Apple. Mucho me temo que esto acaba de empezar ya que la reducción del consumo y el incremento en el coste de financiación de las empresas, debería provocar una ralentización en las economías.

Que posteriormente haya recesión o no, dependerá de la fragilidad sobre la moral del consumidor americano, una vez éste se de cuenta que el efecto riqueza, como siempre he mantenido, ha sido altamente manipulado y alterado por esteroides financieros. Entonces, ¡estallará la bomba! El Balance de la Fed apenas ha empezado a encogerse y las Bolsas, señores, ya han dado uno de los cambios de tendencia más violentos que se recuerdan. La palabra profit warning vuelve a estar de moda en Wall Street… y Apple simplemente es la primera de tantas. Como bajista actual declarada, estoy ansiosa por verlo en Amazon Inc. ¡puede ser especialmente sonado!

Para nosotros en Europa es otro cantar, de hecho si les soy franca la sensación técnica que aprecio en nuestro lado del charco es ya de capitulación. Esto, en circunstancias normales me daría paso a una compra agresiva o al menos, estar preparada para ello. Desde luego el mercado está en una de las situaciones más interesantes de la última década y ello indiscutiblemente me exige mirar hacia adelante con muchísima determinación. Y aunque, como trato de explicarles, la situación técnica de la Bolsa es bajista, parece que Mr. Powell ha abierto la veda del oso al moderar su discurso, lo que ha provocado una reacción en la sobreventa que da paso a la gestación de un rebote relevante para Wall Street. Esta situación, lógicamente y sin pelos en la lengua, yo trataré de aprovecharla para abrir cortos justo en el momento en que este rebote comience a angustiar su dolor. En cuanto a ustedes, hagan lo que hagan, no dejen de moverse hacia adelante con determinación.

Gisela Turazzini es CEO, Blackbird

Lo último en Economía

Últimas noticias