Crisis del coronavirus

Textil Santanderina aplica un ERTE para 273 empleados mientras fabrica material contra el coronavirus

Ventas minoristas

El sector textil español sigue sufriendo las consecuencias económicas de la crisis del coronavirus. El último ejemplo de ello es Textil Santanderina que ha presentado un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para 273 empleados de los 318 que hay en la fábrica de Cabezón de la Sal (Cantabria).

Según ha podido saber OKDIARIO, la dirección de Textil Santanderina y el comité de empresa han llegado a un acuerdo -después de tres días de negociaciones- para aplicar el ERTE entre los meses de abril, mayo y junio. Una de las condiciones de dicho acuerdo es que la empresa abonará a cada trabajador afectado por el ERTE un anticipo de nómina de 500 euros que los empleados tendrán que devolver en la paga extra de julio y diciembre.

Además, el complemento vacacional se mantiene al 100%, y habrá otro suplemento extra de 2,7 euros la hora que recibirán todos los trabajadores afectados por el ERTE. Eso supone que el complemento máximo será de 1.188 euros mensuales y el mínimo de 356,4 euros. El acuerdo también contempla la creación de una comisión de seguimiento.

Mascarillas y batas 

El ERTE que el grupo industrial textil ha puesto en marcha en la planta de Cabezón de la Sal se suma a otros tres ERTE que se han acordado o se están negociando en otras plantas. Además, este ajuste laboral llega en un momento en el que la compañía está confeccionando material textil para hacer frente al coronavirus.

Textil Santanderina explica que se ha visto obligada llevar a cabo una reducción temporal de empleo, «manteniendo un 25% de la actividad, dedicada al ámbito sanitario y de protección. Así mismo ha tomado diferentes medidas que mitiguen los daños colaterales que este escenario supone sobre el conjunto de sus trabajadores, con la esperanza de que esta situación mejore lo antes posible».

Textil Santanderina produce al día cerca de 8.000 mascarillas no sanitarias en sus instalaciones. Hasta el momento, ha repartido de forma solidaria cerca de 60.000 unidades, y el objetivo es distribuir hasta 125.000.

En cuanto a las batas, el grupo textil cuenta con esta unidad de producción abierta desde hace tiempo aunque se ha intensificado por la crisis sanitaria del coronavirus. Según la estimaciones de la propia empresa, producen entre 10.000 y 15.000 metros a la semana.

Lo último en Economía

Últimas noticias