Es un impuesto indirecto, como el IVA

La subida del impuesto a los seguros incrementará el precio a más de 50 millones de asegurados

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Congreso.

Golpe al consumidor. Además de plantear en los Presupuestos Generales del Estado la subida al diésel -que supondrá un incremento de 3,5 euros de media al mes para 13 millones de vehículos-, el Gobierno ha sorprendido al sector asegurador con una subida del impuesto a la prima de los seguros, que pasará del 6% al 8%. Este incremento, por el que el Ejecutivo pretende recaudar 455 millones en 2021, será repercutido por las compañías en el precio que pagan los consumidores que tengan un seguro de coche, casa o responsabilidad civil, como marca la ley de 1996. En total, más de 50 millones de seguros, de toda clase social, se verán afectados por esta decisión del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

La medida ha sido acogida con sorpresa en el sector. «Hace algunas semanas anunciaron la subida de algunos impuestos indirectos, pero este se lo tenían bien guardadito», explican fuentes del sector asegurador. La Ley de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social, de 30 de diciembre de 1996, señala que sólo están exentos de este pago los seguros de asistencia sanitaria, de enfermedad y los de crédito y caución.

La citada ley obliga a que este impuesto quede inmediatamente reflejado en la factura, por lo que las compañías advierten de que tendrán que repercutirlo en la factura que cobra al cliente. «Depende de cada compañía, que decidirán aplicarlo o no a las primas. Pero es un impuesto que por su naturaleza (es un impuesto indirecto) lo pagan los contribuyentes particulares (como el IVA) por lo que se repercute», señalan las fuentes consultadas. La patronal del sector, Unespa, ha señalado este martes en una nota pública que «la medida va a afectar significativamente a familias y empresas al tratarse de un recargo externo a la prima de seguro».

En definitiva, se trata de subir un impuesto como el IVA, un 2%, a más de 50 millones de asegurados. Según los datos de la patronal Unespa, a cierre de 2019 había en España 31 millones de coches y 19,2 millones de viviendas aseguradas. Además, hay más de un millón de seguros de responsabilidad civil y casi cuatro millones de defensa jurídica. Según Unespa, el 95% de las familias tiene alguna póliza contratada.

En principio, todos estos clientes, ricos y pobres, tengan más dinero o menos, verán incrementadas sus pólizas en un 2%, a falta de que este miércoles el Gobierno explique los detalles de la medida durante la presentación de los Presupuestos Generales en el Congreso -por ejemplo, si se trata para seguros contratados a partir del 1 de enero próximo o tiene efectos retroactivos-.

Desproporcionado

El Gobierno ha justificado el incremento de este impuesto en que estaba congelado desde 1998 y en que en el resto de los países europeos es más alto que en nuestro país. La realidad es que se produce en un momento el que el Gobierno necesita ingresos tributarios para afrontar el gasto récord previsto. A través de este recargo, el Gobierno espera recaudar 455 millones de euros, el segundo más importante en este apartado.

La subida del impuesto a los seguros incrementará el precio a más de 50 millones de asegurados
Previsión de recaudación de los nuevos impuestos por parte del Gobierno.

«El Gobierno se cree que está detrayendo fondos de las empresas, pero es un impuesto indirecto, como el IVA, y al final quién paga son los consumidores», insisten las fuentes consultadas. Desde la patronal se ha calificado la decisión de Sánchez como «desproporcionada» e «injustificada». «El encarecimiento de la fiscalidad del seguro puede derivar en una disminución de las protecciones que contratan familias y empresas y, por consiguiente, en una mayor exposición al riesgo por parte del conjunto de la sociedad y la economía del país», señalan.

Lo último en Economía

Últimas noticias