Turismo

El sector turístico alerta: las últimas declaraciones de Sánchez y Simón han provocado cancelaciones

El sector turístico ya no puede más. Las restricciones en la movilidad adoptadas para tratar de contener la propagación de la tercera oleada de coronavirus han terminado con las esperanzas que los empresarios turísticos tenían depositadas de cara al primer trimestre de 2021. Además, las declaraciones que han hecho esta última semana tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ya han generado que se produzcan varias cancelaciones.

Así lo han confirmado varios representantes de la Mesa de Turismo y diversos líderes del sector, que han calificado como ‘perjudiciales’ las palabras de ambos políticos. José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España, remarca que «hay que decirle a Fernando Simón, que sus palabras han supuesto un montón de anulaciones en los últimos días, y desde luego no es el momento de generar zozobra. Además, sus palabras son falsas ya que todos los datos nos han dado la razón».

Y es que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias defendió la pasada semana que «La gente no va a un bar para estar solo en una esquina. No se trata de abrir o no un bar, sino que incita a situaciones de riesgo. El problema es que incluso con un aforo reducido, para que este sea efectivo, cada uno tendría que estar en una esquina». Esta afirmación contrasta sin embargo con el estudio realizado por el Ministerio de Sanidad, que reveló que únicamente un 2,3% de los contagios se habían producido en un bar o restaurante.

Ante estas afirmaciones Hostelería de España exigió a Fernando Simón que rectificara las declaraciones o que, de no hacerlo, dimitiera de su cargo como director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. A pesar de la insistencia de diversas patronales del sector y de los propietarios de cientos de bares y restaurantes españoles, Simón no sólo no ha dimitido sino que este fin de semana volvía a hacer referencia al riesgo que suponen los establecimientos hosteleros.

Por otro lado, el presidente del Ejecutivo también se ha situado en el centro de la polémica tras unas desafortunadas declaraciones ante la Organización Mundial del Turismo (OMT), en las que afirmó que España no estará en condiciones para recibir turistas hasta que pasen los meses de verano, que es el tiempo que se necesitará para vacunar al 70% de la población. Estas palabras, contrastan enormemente con la voluntad del sector turístico, que ha urgido al Gobierno a que acelere el proceso de vacunación para lograr la famosa inmunidad de rebaño antes de la campaña de verano y así atraer a un mayor número de visitantes.

Hace tan solo unos días el ministro de Sanidad, Salvador Illa, defendió que el 70% de la población española estaría vacunada antes del verano, algo que  Sánchez optó por rebatir ante los dirigentes de decenas de países extranjeros, eliminando cualquier intento de aprovechar la temporada de verano. Hoteleros como Gabriel Escarrer, que dirige la primera cadena hotelera española Meliá, ya había avisado hace unos días que no sería posible llegar al verano con el actual ritmo de vacunación.

Desplome de la actividad

Y es que la Alianza para la excelencia turística (Exceltur) ha fijado en 106.000 millones de euros la caída de la actividad del turismo español reduciendo su contribución al Producto Interior Bruto (PIB) nacional hasta el 4,3%, frente al 12,4% que supuso justo en el año anterior.

Así, las distintas restricciones en la movilidad y el confinamiento decretado para tratar de contener la propagación del virus hicieron del 2020 un gran reto para las empresas españolas del sector. Si se observa la evolución por trimestres, el segundo trimestre fue el que mostró una mayor caída en la actividad con un desplome de un 98% como consecuencia del confinamiento domiciliario decretado en nuestro país. Posteriormente, el tercer trimestre que coincide con la campaña de verano mostró una ligera recuperación con una caída de un 61%, agravándose en el último trimestre del año, cuando la segunda oleada del Covid-19 volvió a hundir al sector que registró un descenso de la actividad de un 84%.

Otra de las principales consecuencias que la pandemia ha tenido en la situación del sector ha sido a nivel laboral. El 2020 finalizó con un total de 720.000 empleados del sector afectados por el desplome de la actividad, 435.000 en un Expediente de Regulación Temporal del Empleo (ERTE) y 293.000 que han perdido de forma definitiva su trabajo. Y es que el turismo ha perdido un 66% de su peso en la economía de España

Lo último en Economía

Últimas noticias