Fusión Caixabank-Bankia

Goirigolzarri defiende que su fusión con Caixabank creará un banco con un gran balance y mayor dividendo

Este martes tiene lugar en el Palacio de Congresos de Valencia la Junta de Accionistas de Bankia donde estos tendrán que pronunciarse sobre su fusión con Caixabank en su esfuerzo por crear el mayor banco por activos de España. En esta reunión, José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, ha defendido que esta operación dará lugar a una entidad «con gran calidad de balance y muy solvente», con un modelo de distribución «único» y un proyecto capaz de generar «una mayor rentabilidad y un mayor dividendo».

Tras la reunión de este martes, serán los accionistas de Caixabank quienes deberán decidir este jueves si dan ‘luz verde’ a la fusión. Una vez que los accionistas de ambas compañías hayan dado su visto bueno, y cuando se reciban las autorizaciones de los organismos reguladores pertinentes se prevé que la fusión entre ambas empresas esté completada de cara al primer trimestre de 2021.

«Esta fusión dará lugar al mayor banco del país, con elevadas cuotas de mercado y más de 20 millones de clientes. Es un gran orgullo pero también una gran responsabilidad», ha destacado Goirigolzarri, que también ha añadido que la fusión con Caixabank no tiene por único objetivo crear el mayor banco de España, sino «el mejor banco» para sus clientes, equipos y accionistas, «un banco que sea reconocido por su contribución a la sociedad».

«Si tuviera que concretar un objetivo para el nuevo banco, creo que debe ser el de liderar el sistema financiero español en unos momentos de profunda transformación»

La ecuación de canje de la operación se ha establecido en 0,6845 acciones ordinarias nuevas de CaixaBank por cada acción de Bankia, con una prima del 20%. De esta manera, los accionistas de CaixaBank representarán el 74,2% del capital de la nueva entidad y los de Bankia, el 25,8%. Asi, CaixaBank llevará a cabo una ampliación de capital por una cantidad máxima de 2.079 millones de euros mediante la emisión de nuevas acciones con el objetivo de atender al canje de los títulos de Bankia en el proceso de fusión por absorción.

«Hoy es un día tremendamente importante para todo el equipo de Bankia (…) Empezamos una nueva etapa en nuestro camino, que iniciamos en 2012 y en el que hemos conseguido convertir a Bankia en el más solvente dentro de los grandes bancos españoles», ha recalcado el presidente de Bankia. Además, Goirigolzarri ha añadido que se trata de un proyecto «ilusionante», en el que se sumará «lo mejor de los dos bancos» para que su integración sea un éxito.

Un fusión con «sentido estratégico»

La nueva entidad resultante estará presidida por el actual presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, mientras que el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, continuará como el primer ejecutivo del banco fusionado resultante de la unión de ambos. El resultado será la mayor entidad en España por activos, superando los 664.000 millones, y sumará más de 20 millones de clientes, así como una cuota en créditos y depósitos del 25% y 24%, respectivamente.

«Para mí esta fusión es un reto muy atractivo. Estoy convencido de su sentido estratégico, financiero y cultural, y si tuviera que concretar un objetivo para el nuevo banco, creo que debe ser el de liderar el sistema financiero español en unos momentos de profunda transformación como los que vamos a vivir en el futuro. No es un reto fácil, pero es apasionante», ha subrayado.

Goirigolzarri ha señalado que tras la aprobación de ambas juntas comenzará el plazo para esperara que los organismos reguladores den las autorizaciones necesarias. Por el momento, las compañías continuarán trabajando de forma independiente y sus clientes podrán operar con normalidad, acudir a sus oficinas de siempre y tener los mismos productos y condiciones.

CaixaBank y Bankia han estimado que en un horizonte de cinco años la nueva entidad resultante generará progresivamente sinergias de ingresos de 290 millones de euros al año, al tiempo que prevén conseguir ahorros recurrentes de costes de 770 millones de euros anuales (de forma plena a partir de 2023).

Cuando se produzca la integración jurídica de ambas entidades, prevista para el primer trimestre 2021, se procederá a realizar una integración progresiva que, según ha precisado el presidente de Bankia, tendrá su punto final con la integración tecnológica en los últimos meses del próximo ejercicio. «En ese momento las entidades estarán totalmente unidas y los clientes contarán con una única plataforma y red de oficinas y un catálogo de productos y servicios unificados», ha remarcado Goirigolzarri, que ha insistido en que «de momento, nada cambia» para los clientes de Bankia y Caixabank.

La junta de Bankia reunida este martes en Valencia deberá aprobar la fusión por absorción de Bankia por parte de CaixaBank, con la extinción de la primera y el traspaso en bloque de todo su patrimonio, a título universal, a la segunda.

Lo último en Economía

Últimas noticias