Condis y Alcampo se suman a otras grandes superficies y rechazan el boicot a los productos catalanes

brexit
Productos de supermercado (Fuente: Getty)

El desafío independentista está salpicando a muchas compañías que permanecen afincadas en Cataluña y no han trasladado su sede social, así como a algunos proveedores de todo el territorio español por el boicot a los productos que se fabrican y se comercializan en Cataluña. El Corte Inglés, Carrefour y DIA señalaban este domingo que no iba a haber cambios en sus guiones: seguirán comprando productos catalanes y no discriminarán a estos productos en sus lineales.

A estos grandes establecimientos se han sumado este lunes Condis y Alcampo, que han rechazado de forma contundente que la situación política se contagie y se promueva el boicot.

“Rechazamos cualquier tipo de boicot”, explicaban fuentes oficiales de Alcampo. Mientras que, Condis, por su parte, asegura que “no vamos a cambiar nuestra estrategia comercial con los productos nacionales. Seguimos manteniendo la misma línea. La elección de compra de los productos forma parte de la decisión propia de cada consumidor. ”.

Lidl y Caprabo

Aunque Lidl no ha querido entrar en materia, fuentes oficiales de la compañía insisten en su posicionamiento inicial con respecto al procés: “estamos enfocados en el desarrollo de nuestra estrategia comercial, que no está vinculada a ninguna coyuntura política”. Desde la cadena de supermercados alemana hacen hincapié en que no ha habido cambios ni los habrá y que son una empresa global que permanece atenta “a la evolución socio-política de todos los países en los que estamos”.

Caprabo, que ha decidido mantenerse al margen de la política desde antes de la celebración del referéndum del 1-O, continúa con el mismo guión y no harán declaraciones al respecto.

"Los responsables de esta situación no somos los empresarios"

El presidente de Freixenet -empresa española productora de cava- y de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, confía en que los ciudadanos sepan distinguir entre los empresarios y los políticos, los "únicos responsables de la situación”.

"Todavía confío en que mucha gente lo entenderá, que no somos nosotros, son los dirigentes de la Generalitat los que han adoptado este camino absolutamente erróneo", ha dicho recientemente el presidente de Freixenet, que ha lamentado la “fractura muy importante” que se ha generado en Cataluña por la falta de diálogo.

Precisamente el cava y los vinos catalanes son los productos que están en el blanco de la diana. Bonet reconocía hace unas semanas que se estaban produciendo "reacciones" que perjudican las ventas del cava y de vinos catalanes, pues se trata de "productos emblemáticos".

El Corte Inglés, Carrefour y DIA mantendrán su hoja de ruta

Desde El Corte Inglés han señalado que el gigante de la distribución no ha reducido el volumen de compras de productos procedentes de Cataluña, teniendo en cuenta que los pedidos y todo lo relacionado con la campaña navideña se prevé con mucha antelación.

Por su parte, Carrefour sigue con la actividad propia en estas fechas previas a las Navidades y continúa trabajando con normalidad, manteniendo sin cambios sus decisiones de compras de productos catalanes, según fuentes del grupo.

Asimismo, la cadena de supermercados Dia sigue en la misma línea, sin cambiar sus peticiones de compra de productos catalanes, que pueden verse alteradas únicamente en función de la rotación de los productos en los lineales, algo que viene determinado por los consumidores, han señalado a Europa Press en fuentes de la compañía, que han precisado que la campaña navideña se cierra entre abril y mayo.

Las redes sociales llaman al boicot

Los órdagos continuos de Carles Puigdemont han provocado instantáneamente una oleada de movimientos que piden dejar de lado a la industria catalana. Las redes sociales siguen haciendo ruido contra los productos fabricados en la región, las compañías ubicadas en Cataluña y las que apoyan el divorcio con España.

En Twitter hay perfiles que piden el boicot a los productos catalanes, se ofrecen catálogos de empresas específicas para tacharlas de su lista de la compra.

El presidente de la Federación de la Industria de Alimentación y Bebidas (FIAB), Mané Calvo, reconoció recientemente que el sector ve “con mucha preocupación” la fuga de empresas de Cataluña -algunas del sector agroalimentario como Freixenet, Pastas Gallo o el fabricante de Nocilla y Cola-Cao Idilia Foods han trasladado sus sedes- y ha pedido “cordura” para solventar esta situación.

Lo último en Economía