Negociación colectiva

CCOO revienta la negociación laboral: abre un diálogo paralelo con Trabajo sin la CEOE

CCOO y CEOE

El sindicato Comisiones Obreras mantiene una línea de negociación abierta con el ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la que se desmarca el sindicato mayoritario UGT y donde se excluye a la patronal. Fuentes de la CEOE critican la actitud de este sindicato cuya intención dicen es aislar a las fuerzas empresariales de decisiones laborales importantes.

Tal y como avanzó CCOO la semana pasada, el propósito de esta mesa consiste en derogan dos de los puntos más polémicos de la reforma laboral y que se aprobaron en el marco del IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC): eliminar la ultraactividad y la prioridad a los convenios sectoriales sobre los de la empresa.

Fuentes de la patronal reprenden la imposición de este sindicato “no se puede ir a una mesa de diálogo y no querer dialogar si no se aceptan tus propuestas”. Desde la CEOE se muestran molestos con esta actitud e insisten en que CCOO está manteniendo negociaciones con el Ejecutivo de las que el no está formando parte UGT y donde se les está excluyendo. Asimismo recuerdan que se enteraron de este ‘preacuerdo’ fuera del diálogo social a través de los medios de comunicación.

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, considera importante que este acuerdo sea refrendado por el Gobierno al máximo nivel, a través de un comunicado de prensa, el sindicato ya ha expresado cómo le gustaría que se se escenificara esta firma con un “acto formal con los secretarios generales de CCOO y UGT, la ministra de Trabajo y el presidente del Gobierno”. En ningún momento CCOO aboga por la representación empresarial de CEOE y CEPYME.

Entre tanto, la UGT se mantiene al margen de estas conversaciones. Pese a que el pasado viernes el secretario general de UGT, desmintió la existencia de ‘mesas bilaterales’, lo cierto es que Pepe Álvarez ratificó que el Gobierno tenía “que dar respuesta a una mayoría que dio soporte a la moción de censura y que incluía el desmontaje de parte sustanciales de la reforma laboral”.

Devuelve el control de los salarios a los sindicatos

Este nuevo golpe a la empresa devuelve el control de los salarios a los sindicatos en la negociación colectiva. Una de las primeras consecuencias de derogar los convenios sectoriales sobre los de las empresas implica que las empresas no podrán poner límites salariales independientemente de las dificultades económicas que pueda en ese momento atravesar la compañía. Todo el control queda en manos de los sindicatos.

La ultraactividad define la duración de un convenio cuando éste finaliza. Sino se ha aprobado uno nuevo, la ultraactividad permite continuar con el convenio anterior hasta que las partes firmen uno nuevo. La polémica estalló con la reforma laboral de 2012. Entonces, el Ejecutivo de Mariano Rajoy limitó la ultraactividad. Es decir se estableció a tan solo un año ese tiempo en el que se prorrogaban las condiciones de los convenios ‘obsoletos’.

Junta Directiva

El nuevo presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, tratará este asunto que preocupa en el seno de la patronal. El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, va a proponer mañana a la Junta Directiva de la patronal el nombramiento de cuatro vicepresidentes. Según fuentes de la organización, el nuevo presidente elegirá como vicepresidentes a Juan Pablo Lázaro (Confederación Española de Madrid), Josep Sánchez Llibre (Fomento del Trabajo), Pilar González de Frutos (Unespa) y Salvador Navarro (Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana).

Últimas noticias