Autónomos

Autónomos alertan del cierre de 65.000 comercios en cuatro años y exigen medidas al Gobierno

Reyes Maroto
Reyes Maroto, ministra de Industria.

Las principales asociaciones de autónomos de España, ATA y UPTA, alertan del cierre de 15.000 pequeños comercios al año, 65.000 en los próximos cuatro años, si los gobiernos no toman medidas urgentes para paliar este agujero que afecta a este colectivo. Se trata principalmente de pequeños negocios unifamiliares, ubicados en pequeñas localidades, que se pierden en muchos casos por la jubilación de los dueños.

"Estamos evidentemente muy preocupados por la pérdida de empleo de autónomos en pequeños comercios. Las ventas minoristas decrecen año a año y nuestros cálculos son que se van a perder entre 60.000 y 70.000 empleos en el pequeño comercio en cuatro ó cinco años", explica Lorenzo Amor, presidente de ATA y recientemente nombrado vicepresidente de CEOE.

Eduardo Abad, presidente de UPTA, la otra asociación mayoritaria del sector, coincide con esta cifra y pone como ejemplo los datos de enero, donde el pequeño comercio concentra la pérdida de afiliación de autónomos, que en total fue de 20.291 personas.

"Es una sangría constante. Ya lo fue en 2018. Se pierden al día casi 200 afiliados a los sectores de comercio y hostelería, principalmente de tiendas unilocalizadas que son las que gestionan los autónomos", explica Abad.

En concreto, según esta asociación, en los ocho meses que ha gobernado Pedro Sánchez el número de bajas es de 21.586 autónomos. Solo en enero la cifra asciende a 8.670 bajas de las 20.291 totales. Es un 40% del total.

Primera reunión

Mientras esto sucede, ningún Gobierno ha tomado ninguna medida para afrontar este problema, según las asociaciones. Tampoco el de Sánchez. De hecho, este miércoles la ministra de Industria, Reyes Maroto, se reúne por primera vez durante su mandato con UPTA, a las puertas de la disolución de las Cortes el 5 de marzo y de la celebración de las elecciones el 28 de abril.

Por lo tanto, pese a la reunión, las opciones de maniobra son mínimas teniendo en cuenta que la legislatura está acabada. De nuevo, y ante el periodo electoral de abril y mayo, cualquier Gobierno no podrá hacer nada hasta bien entrado el mes de junio o julio.

Mientras, las asociaciones de autónomos alertan del cierre diario de pequeños comercios, que tiene además la consecuencia de la despoblación de las zonas rurales en España. Ya hay muchos pueblos donde no hay oficinas bancarias, el futuro puede deparar pueblos sin pequeñas tiendas.

Desde UPTA se ha propuesto en numerosas ocasiones que los gobiernos de turno aprobaran ayudas para que los autónomos pudieran contratar a otros autónomos que aprendieran el oficio y pudieran continuar con él tras la jubilación del propietario. Una opción que no ha salido adelante.

Por su parte, ATA exige medidas pero recuerda también que los propios autónomos tienen en su mano la posibilidad de mejorar su negocio y exportar su producto ante el avance de Amazon y las ventas por internet.

Lo último en Economía