Fue titular en el Clásico de Copa

Vinicius Superstar

Vinicius Real Madrid-Barcelona
Vinicius reta a Messi para el Real Madrid-Barcelona de la Copa del Rey.

Vinicius fue titular en el Camp Nou y confirmó las buenas sensaciones. El brasileño brilló en Barcelona, especialmente en la primera parte. Solari ve aquello que no quiso ver Lopetegui, condenado, entre otras cosas, por no contar con Vinicius

Vinicius derribó la puerta hace ya muchos partidos y definitivamente la cruzó este miércoles. Su titularidad en el Camp Nou no era sorpresa y eso ya fue el mejor síntoma para el brasileño. Ha normalizado ser una pieza clave del Real Madrid. Con 18 años.

Después de nueve titularidades consecutivas (todos los partidos de este año excepto el primero en Villarreal), Vinicius salió en el once inicial en el encuentro más importante de los que han entrado en esta serie. Antes se podía argumentar que Bale y Asensio estaban lesionados, pero ambos jugadores ya se recuperaron. Y cuando llegaron, su puesto lo tenía Vinicius.

Vinicius, electrizante en el Clásico

El brasileño agitó al Madrid en el Clásico de Copas, especialmente por bandas, mareó por minutos a la defensa del Barcelona. Hizo una primera parte completísima, driblando y encarando siempre. Fue como ese niño que ve algo nuevo y que sabe que todo el mundo lo mira. Vinicius tuvo su primera prueba mediática y la pasó con nota.

De Vinicius nació el gol del Real Madrid en el Camp Nou, con un buen centro áereo hacía el segundo palo, donde estaba Benzema, que después se la cedió a Lucas para el 0-1. Acababa de empezar el encuentro, pero según pasaban los minutos se fue acomodando a la inmensidad del partido.

Lopetegui taponó a Vinicius

Que hoy Vinicius sea titular y haya quitado el puesto a jugadores tan importantes como Bale es también obra de un Santiago Solari que le sacó en el partido ante la Real Sociedad (segundo del año) y no le volvió a quitar. Antes el argentino lo sacó a ratos, pero peor le fue con Julen Lopetegui.

El técnico vasco se estará arrepintiendo de la gestión que hizo con Vinicius. Primero dijo que le faltaba “cocción” y después le fue dejando de convocatorias pese a que varias veces viajaba. Unas decisiones que el tiempo se han demostrado equivocadas y que, entre otras cosas, provocó su despido.

Vinicius no tiene miedo al fallo. Lo intenta y si lo hace mal, lo sigue intentando. Tiene un aire de frescura futbolística no visto en el Real Madrid posiblemente desde la irrupción de Raúl González Blanco. Y en el Camp Nou erró en varias ocasiones, especialmente en una contra tres contra tres que tiró cuando tenía a Kroos cerca. Minutos después, corrigió. Y lo siguió intentando. Esos fallos los corregirá cogiendo experiencia.

Últimas noticias