Gran Premio de Alemania de Fórmula 1

Verstappen reina en la locura y Sainz brilla con una quinta posición

Max Verstappen se ha impuesto en el Gran Premio de Alemania de F1 marcado por la lluvia, donde el gran vencedor fue Vettel que acabó segundo tras salir último. Sainz hizo una gran carrera y fue quinto

Verstappen
Max Verstappen durante el Gran Premio de Alemania de F1. (AFP)

Max Verstappen se llevó la victoria en la loca carrera del Gran Premio de Alemania de F1. El piloto neerlandés empezó mal, perdiendo posiciones en la salida e incluso llegó a hacer un trompo que le costó el puesto con Bottas pero al final fue el más listo y se hizo con el triunfo. Mientras Carlos Sainz aprovechó la locura marcada por la lluvia para conseguir una meritoria quinta posición.

Desde el inicio se vio que iba a ser una carrera muy loca. En la vuelta tres, los pilotos, ya tuvieron que entrar a poner neumáticos intermedios. Lewis Hamilton lideraba con comodidad a pesar del cambio de climatología. La pista empezaba a secarse y tocaba parar aprovechando el Safety Car por el accidente de Checo Pérez. Hasta ahí todo iba bien para Mercedes.

Sainz no estaba muy acertado en los primeros compases de la carrera, incluso tuvo un accidente en la fatídica curva 17 donde cayeron varios pilotos. En la vuelta 57 se le ponía todo de cara para poder pelear por el podio tras el accidente de Valteri Bottas, pero la degradación en los neumáticos le impidió poder adelantar a Stroll y se vio superado por Vettel.

El piloto alemán de Ferrari fue el gran vencedor de la carrera, ya que partía último y terminó segundo. Su compañero de equipo no pudo redondear el día. Charles Leclerc no pudo acabar la carrera tras un accidente en la curva 17. Por suerte para la Scuderia Mercedes no tuvo su día. Hamilton tuvo un accidente y varios trompos y terminó undécimo pese a liderar la mayor parte de la carrera, por lo que se queda sin puntos.

Sainz no puede con Stroll y Kvyat resiste

La gran sorpresa la protagonizó Daniil Kvyat, que se coló en el tercer escalón del podio contra todo pronóstico. La carrera fue un auténtico caos. Mad Max venció pero llegó a parar hasta en cinco ocasiones según iban variando las condiciones de la pista, de seco a mojado y viceversa. Eso lo vio muy bien Sainz que, junto a McLaren, realizaron una gran estrategia que les permitió estar arriba hasta el último momento.

Al final no pudo ser y se tuvo que conformar con la quinta plaza, pero el español se marcó un auténtico carrerón. Parecía que el último Safety Car por el accidente de Bottas le iba a beneficiar, pero no fue así. La bala roja de Vettel le pasó como un tiro al poco de marcharse el coche de seguridad y, aunque intentó tirar para ir a por Stroll e igualar así su mejor posición en la F1, no lo consiguió y se tuvo que conformar con un gran, pero amargo, quinto puesto.

Lo último en Deportes

Últimas noticias