Se impuso en la final a Tomas Berdych (6-4, 3-6, 6-3)

Bautista culmina su semana grande y se proclama campeón en Doha

Roberto Bautista
Roberto Bautista celebra su victoria ante Djokovic en Doha. (AFP)
Comentar

No podía fallar después de derrotar al número 1 en semifinales, y cumplió. Roberto Bautista Agut se proclamó campeón del torneo de Doha tras vencer en la final a Tomas Berdych (6-4, 3-6, 6-3) en un encuentro trepidante entre dos clásicos del circuito y en el que acabó imponiéndose la regularidad y solidez del jugador castellonense. Es el noveno título ATP de Bautista y posiblemente el más especial, ya que se trata del primero desde el fallecimiento de su madre el pasado mes de mayo.

De esta manera y al igual que sucedió en 2016, 2017 y 2018, Roberto Bautista inaugura el palmarés español en el calendario ATP, con un triunfo que le confirma como uno de los grandes outsiders a colarse entre los diez mejores jugadores del mundo en la presente temporada. El español es un clásico de los inicios de temporada, en un mes de enero en el que ya suma cuatro títulos y seis finales.

En esta ocasión, Roberto se impuso en un torneo en el que debía competir, entre muchos otros, con el mejor tenista de la actualidad, un Novak Djokovic al que venció en semifinales haciendo gala de una fortaleza física y mental que hacían prever lo mejor para la final.

Una vez ahí, la potencia de los golpes de un Berdych venido a menos y que buscaba reflotar su juego tras un 2017 nefasto. Una final digna de un torneo como el de Doha y en la que Bautista logró imponerse en el set inicial con su derecha plana, el gran golpe de su repertorio, como argumento principal del partido.

Berdych no se rindió y reaccionó a tiempo, rompiendo pronto el servicio de Roberto y manejando a su gusto la diferencia sin ceder siquiera una oportunidad de break al castellonense. Tomas es de esos jugadores a los que no se les puede resucitar, pero en este caso, Bautista supo controlar a la bestia y asestar el golpe definitivo para lograr un torneo que tiene un homenaje claro, a Esther, como reflejó el campeón de Doha llevando el dedo al cielo después de cada partido.

Últimas noticias