Espera conseguir para la mitad de lo comprometido

Roures amenaza a los clubes con no pagar un contrato de 460 millones

competencia roures tebas
Roures es socio histórico de Tebas.

Después de ser humillado en Francia por dejar de pagar más de 300 millones de euros a la Ligue 1, Jaume Roures tiene otro polvorín en España. El presidente de Mediapro quiere renegociar un acuerdo que firmó con la Liga por los derechos de retransmisión del fútbol en los bares por las temporadas 2019/20, 2020/21 y 2021/22. El empresario independentista catalán desembolsó 460 millones de euros por poseer esa parcela y ahora se ha encontrado con que es un negocio nefasto. Este contrato representa un 10% del dinero que los clubes ingresaron en el reparto televisivo de la última temporada.

Hasta antes de la pandemia, las cosas le iban relativamente bien a un Roures que pronosticaba que los bares se convertirían de nuevo en un punto de encuentro de los aficionados para disfrutar de la Liga. En un ambicioso programa conjunto con la organización que dirige Javier Tebas, ambos se pusieron como meta conseguir que 85.000 bares de toda España diesen la competición durante el fin de semana pagando la consiguiente cuota –unos de 250 euros– por sintonizar LaLiga TV Bar a través de Mediapro u otros operadores a los que revendía estos derechos como Movistar u Orange.

El punto de partida eran 50.000 bares que daban el fútbol legalmente y otros 28.000 que lo hacían de forma pirata. Para ello emplearon hasta a 150 personas para que ejerciesen de detectives denunciando los bares que daban el fútbol de manera irregular. Tebas y Roures se las prometían muy felices el año pasado asegurando que su objetivo era volver al nivel de los 85.000 bares inscritos que tenía la Liga una década atrás.

Roures, Tebas y Gayarri
Roures, Tebas y Gayarri. (EFE)

Ambos empresarios pretendían exprimir a los hosteleros puesto que no iba a ver un precio fijo, sino uno variable que dependería de la facturación. A Tebas le obsesionaba que la Premier saque 600 millones anuales en este concepto y quería de la mano de Roures hacer un ambicioso proyecto que contaba con detectives, comerciales e incluso escuchas a través de la aplicación de la Ligahecho por el fue multado– para acabar con la piratería. De aquel ambicioso proyecto, hoy, quedan las cenizas con más de un 60% de la plantilla sin trabajo y los detectives simultaneando las funciones con las de comerciales vendiendo aparatos de Mediapro a los bares.

Poca claridad en los pagos

El negocio se ha desmoronado como un castillo de naipes hasta el punto de que en la Liga darían por bueno que 35.000 bares paguen a final de temporada. El desastre es tan manifiesto para la organización que dirige Tebas que encima se le ha aparecido el fantasma de los impagos que ya ha perpetrado Roures en Francia. Mediapro, tal y como adelantó El Confidencial y ha confirmado OKDIARIO, ha pedido renegociar un contrato con las mismas excusas que llevaron a su naufragio en el país vecino.

La pandemia ha obligado a cerrar muchos bares, los operadores han perdido el interés por recomprar los partidos a Roures y el empresario catalán se encuentra en un estado nefasto de liquidez. Todos estos factores se han puesto sobre la mesa de un Tebas que ha adoptado una actitud paternalista y amigable con Mediapro, mientras cunde la incertidumbre entre los clubes.

Muchos de ellos, incluso los acólitos del presidente, se temen que estén preparando el terreno para una renegociación de ese contrato muy a la baja para salvar a Mediapro de ser humillada públicamente. «Nosotros no pensamos perdonar ni un céntimo de lo que nos corresponde. Tendrán que explicarlo con luz y taquígrafos si alcanzan un nuevo acuerdo. Todos los clubes estamos sufriendo de una manera u otra y hemos tenido que reducir plantillas para llegar a cuadrar cuentas», explica un directivo de un club afectado a OKDIARIO.

La Liga ha mostrado una postura tibia y poco transparente ante la amenaza de impago. ¿Cuánto dinero ha pagado Mediapro de este contrato? Esa era una pregunta que muchos clubes se hacían en la tarde del martes, pero no la única. La propuesta inicial del empresario, tal y como publicó Voz Populi, es pagar la mitad del importe del contrato en virtud a la doctrina rebus sic stantibus. Varios jueces ya habrían dictaminado quitas del 50% de los alquileres de diversos negocios y ese podría ser el camino a seguir, algo que ni mucho menos convence a los clubes, que espera que Tebas presente algo más de guerra para no perder por las buenas tanto dinero.

No olvidemos que quienes integran la Liga son los que pagan el millonario sueldo a Tebas de 3,5 millones. Los clubes, no en vano, continúan atentos a saber cuál será el siguiente movimiento de un Roures que terminó en los tribunales en sus aventuras audiovisuales en Francia e Italia. En este último país, el empresario pide 200 millones de indemnización a los equipos que integran la competición alegando daños a la imagen patrimonial de la productora por no permitirle llevarse una puja sin avales. Los clubes españoles se quieren andar con pies de plomo en este caso conociendo los antecedentes y sabiendo que Roures se ha embarcado en un negocio que no tiene visos de remontar de ninguna manera.

Lo último en Deportes

Últimas noticias