Portavoz sin filtros

El Real Madrid convierte a Arbeloa en su poli malo

El Real Madrid tiene un plan que se basa en convertir a Álvaro Arbeloa en el portavoz del madridismo "indignado". El ex jugador blanco defenderá a capa y espada al club sin ningún tipo de filtro en las redes sociales, en El Chiringuito de Pedrerol, en Real Madrid TV...

arbeloa
Arbeloa mandó un mensaje al madridismo.

Álvaro Arbeloa siempre se ha caracterizado por ir de frente. Con sus entrenadores, con sus compañeros y también cuando atiende a los medios de comunicación. El ex jugador del Real Madrid defiende al club de su corazón por encima de todo, y dice lo que piensa, sin filtros y sin ningún temor a lo que puedan decir sobre él. Además de ser embajador de la entidad, Arbeloa se ha convertido en el portavoz ‘indignado’ del madridismo, el que denuncia lo que cree oportuno sin ningún tipo de filtro.

En Concha Espina están encantados con ese papel de Arbeloa, que puede decir delante de las cámaras y los micrófonos lo que Florentino Pérez o Emilio Butragueño se tienen que callar por mera cuestión protocolaria. El presidente sólo suele hablar en privado, mientras que el director de relaciones institucionales del club se limita a hacer comentarios poco punzantes, aunque en alguna ocasión deje alguna píldora entre líneas, como recientemente con el tema de los horarios y el mayor descanso del Barcelona para afrontar el Clásico.

Así, la idea del Real Madrid es que sea Álvaro Arbeloa ese portavoz sin filtros que denuncie cualquier situación que perjudique al equipo o a la entidad. Además, el ex futbolista blanco ha reforzado su presencia en los medios de comunicación en los últimos días. Además de pronunciarse en las redes sociales y en Real Madrid TV, Arbeloa va a ser colaborador de El Chiringuito de Josep Pedrerol, donde defenderá a capa y espada al Real Madrid.

Allí podrá expresarse como lo hizo, por ejemplo, este jueves en la televisión oficial del club merengue, hablando de la época de Mourinho y también del VAR y los arbitrajes: "El Barça era un equipo excelso, pero jugaban con red. Aquellos partidos se vivían con mucha intensidad, recuerdo la semifinal de la 12-13 en la que ganamos 1-3 que fue un partido perfecto. En cada falta iban siete jugadores a rodear al árbitro, y nos decíamos que o íbamos nosotros también o pitaban ellos". 

"Parece que está mal visto quejarse pero si no lo haces no defiendes tus intereses. Es lo que quieren, que el Madrid no se queje nadie. Sólo parece que hay un equipo contento con el VAR", finalizó.

Lo último en Deportes

Últimas noticias