Fórmula 1

McLaren reconoce el fracaso: “El MCL33 es más débil que el coche del año pasado”

McLaren
Zak Brown ha reconocido que el McLaren MCL33 es más débil que su predecesor en términos de aerodinámica. (Getty)

La aerodinámica es el gran lastre del monoplaza de Fernando Alonso.

McLaren usa el túnel del viento de Toyota para sus desarrollos.

Que el McLaren MCL33 no corre todo lo que se esperaba de él no es ningún secreto. Incluso en el seno de la escudería británica esperaban mucho más de un monoplaza que debería estar a la altura del Red Bull, con quien comparte motor. Pero no, no es así. Y ya lo reconocen incluso desde las altas esferas de Woking. Zak Brown, el CEO de la compañía, ha asegurado que el actual coche de Fernando Alonso ofrece un rendimiento aerodinámico peor que el de su antecesor.

“No voy a volverme demasiado técnico, pero no tenemos el mismo nivel de carga aerodinámica que el año pasado. Hemos identificado un área en la que el coche es más débil que el del año pasado”, ha dicho Brown, insitiendo en la aerodinámica del MCL33 como el origen de todos los males. “¿Tuvimos el mejor chasis el año pasado? No, definitivamente no. ¿Tenemos un mejor chasis ahora? Creo que debido a todas las diferentes variables, sería difícil decir definitivamente sí o no, pero sabemos que tenemos menos carga aerodinámica este año que el año pasado”.

El gran problema de todo esto llega porque el túnel del viento que usa McLaren, que es el que tiene Toyota en Colonia, no ofrece unos datos cuya correlación con lo que se ve en la pista sea perfecta. Debido a esto, el equipo de Alonso tiene que dedicar las sesiones de entrenamientos libres a evaluar las nuevas piezas que se van fabricando, y no todas funcionan. Esto provoca un retraso importante a la hora de evolucionar un monoplaza que tiene más carencias de las que se pensaba.

Sin embargo, Brown piensa que todo esto llega debido a la inestabilidad que ha tenido McLaren en su estructura interna durante la última década, que les ha ido debilitando hasta hacerles parecer un equipo del montón. “En esta década, hemos tenido mucha falta de estabilidad. Tuvimos jefes de equipo entrando y saliendo, CEO entrando y saliendo, lo mismo con los accionistas… Creo que en cualquier compañía, ya seas un equipo de Fórmula 1 o una fábrica de empaquetado, es bastante difícil llevar adelante la estabilidad y la dirección cuando las cosas cambian constantemente”.

Los últimos cambios llevados a cabo en McLaren, con la salida de Eric Boullier al frente, suponen según Brown el cierre de una etapa a partir del cual los de Woking deberían remontar. “Vamos a cerrar el anterior capítulo y a construir desde donde nos encontramos ahora”. ¿Cuánto tardarán en hacerlo? Una buena pregunta, sin duda.

Últimas noticias