Liga Santander

Aubameyang y Ter Stegen resucitan al Barça

Aubameyang y Ter Stegen resucitan al Barça

El Barcelona ha roto su mala racha con una sufrida a domicilio frente a la Real Sociedad que le permite recuperar la segunda posición de la Liga Santander. Un gol de Pierre-Emerick Aubameyang en la primera mitad y las paradas de Marc-André Ter Stegen en la segunda permitieron a Xavi Hernández sumar una victoria vital ante un rival directo por los puestos de Liga de Campeones. El equipo vasco mereció más, pero perdonó varias ocasiones claras y lo pagó con la derrota.

Llegaba el Barça a San Sebastián con urgencias después de las dos anteriores derrotas ante Eintracht y Cádiz. No tanto clasificatorias, tras los pinchazos de Betis y Atlético de Madrid, pero sí de sensaciones, juego y resultados. La Xavineta había volcado en el momento más inesperado y tocaba arremangarse para volver a ponerla en marcha. La primera buena noticia llegaba desde la alineación con los retornos de Gerard Piqué y Ronald Araujo, los centrales más solventes del equipo con mucha diferencia.

Al catalán se le vio centrado y activo como nunca después de unos días en el ojo del huracán por sus conversaciones filtradas con Luis Rubiales. Al fin y al cabo es su droga, como dice su amigo y ahora entrenador Xavi. Escuchó pitos cada vez que tocó la pelota. La otras novedades eran Dani Alves en la derecha y arriba Aubameyang, que volvió a demostrar su olfato en la primera ocasión que tuvo para adelantar a los culés.

El duelo también era vital para la Real Sociedad, que lo afrontaba a cinco puntos de su rival, y ambos se pusieron manos a la obra con la misma fórmula: presión muy alta llegando a agobiar seriamente a Ter Stegen en una portería y a Remiro en la otra. El Barça, atascado cada vez que juega contra un equipo encerrado atrás, agradeció la propuesta y dominó la primera mitad, llegando a perdonar un resultado más favorable.

Se adelantaron los visitantes a los 10 minutos con el mencionado tanto de Aubameyang. Primero remató Dembélé al palo, Gavi recogió el rechazo comiéndole la tostada a la dormida defensa local y centró para Ferran Torres. El extremo tuvo temple en el corazón del área para bombear la pelota por encima de Remiro y ponerla en la testa del africano, que remató a placer casi sobre la línea. 16 goles de cabeza han sumado los culés en esta Liga. Ver para creer.

Después de cuatro partidos encajando el primer gol en contra, el Barça por fin remaba con viento a favor y eso facilito incluso que no le importara ceder la posesión a una Real Sociedad demasiado tierna. Robaba y salía rápido por la banda de Dembélé, un pura sangre imparable a campo abierto. Hasta cuatro buenas ocasiones encadenó el Barça, dos de Ferran, una de Frenkie de Jong y la más clara de Aubameyang, que cruzó en exceso.

Sin embargo, los locales tuvieron la mejor de todas justo antes del descanso. El gigantón Sorloth bajó un balón llovido y se entendió a la perfección con el otro ariete espigado que alineó Imanol, Alexander Isak. El sueco aprovechó la pasividad de Jordi Alba para cogerle la espalda y quedarse solo ante Ter Stegen, pero remató fatal, muy desviado. Respiró aliviado Xavi camino de vestuarios.

El Barça resiste

El escenario cambió por completo al inicio de la segunda mitad. La Real perdonó el empate por la torpeza de Sorloth, que falló a dos metros de la linea, pero el aviso quedaba claro: Imanol había tocado la corneta. Mucho más intensos en cada jugada, feroces en el balón dividido, los locales parecían otros ante un Barça que perdía a Ronald Araujo por molestias en una rodilla.

De una pase fantasioso de Januzaj nació el segundo aviso, un mano a mano de Sorloth que topó con la buena parada de Ter Stegen. Los donostiarras habían agarrado el partido por la solapa ante un rival con tembleque de piernas. El empate parecía cuestión de tiempo salvo que mediara reacción azulgrana. Otra gran mano del portero alemán tras centro envenenado de Januzaj. 

Sufrimiento del bueno para recuperar la segunda plaza. Hasta el minuto 70 no consiguió el Barcelona hilvanar media docena de pases seguidos, era imperativo reducir las revoluciones del partido como fuera y lo consiguió durante un rato que le supo a gloria. La Real también necesitaba un respiro después de su salida en tromba y en este intervalo estuvo cerca de encajar el segundo, pero Gavi no aprovechó el centro perfecto de Ferran Torres y disparó fuera con toda la portería a discreción.

El esfuerzo pasaba factura a las huestes de Xavi, y de qué manera. Dani Alves y Piqué pidieron el cambio por problemas físicos y la consigna era aguantar como fuera en los últimos minutos. La Real Sociedad también había perdido fuelle, pero seguía controlando la pelota y husmeando el empate. Del Cerro Grande sorprendió positivamente a la afición ‘txuri-urdin’ al decretar diez minutos de descuento. Los dos equipos llegaron muy fundidos al alargue y se perdieron en pequeñas batallas sin inquietar a Ter Stegen ni Remiro. Victoria culé tan sufrida como importante.

 

Lo último en Deportes

Últimas noticias