Trucos

Los trucos caseros (y efectivos) que fueron revelados de forma sorprendente en 1910

trucos caseros 1910
Descubre los trucos más curiosos que fueron revelados en 1910

Muchos son los trucos y «remedios de la abuela» que han ido pasando de generación en generación, pero lo cierto es que a comienzos del Siglo XX hubo una empresa que se dedicó a recopilar algunos de esos trucos para poder darlos a conocer de una forma muy curiosa. Conoce la historia de los trucos caseros (y efectivos) que fueron revelados de forma sorprendente en 1910.

Los trucos caseros revelados en 1910

Corría el año 1910 cuando la Gallaher Ltd. Tobacco Company , como su nombre indica, empresa que exportaba tabaco y producía cigarrillos en el Reino Unido, se dedicó a publicar una serie de postales coleccionables que incluía en sus cajetillas de cigarrillos, con las más variadas temáticas.

Ya desde finales de 1800, quienes producían cigarrillos solían insertar un «papel de refuerzo» en los paquetes para hacerlos más resistentes: Gallaher Ltd pensó que era mejor usar estas postales para compartir píldoras «life hack», trucos para la vida , generalmente aplicables en el hogar y también, en otros ámbitos de la vida.

Trucos que siguen siendo vigentes

Lo sorprendente es que muchos de estos pequeños trucos siguen siendo absolutamente lógicos y utilizables incluso hoy en día: por ejemplo, la sugerencia de cómo limpiar una botella introduciendo agua y arena , agitando enérgicamente y luego enjuagando. O bien, el viejo remedio que alguien habrá escuchado de sus abuelas y que realmente funciona: para quitar las manchas de tinta de las telas , déjalas en remojo en leche.

Y otro más: para recuperar los huevos con la cáscara dañada, tendremos que hervirlos en agua a la que le habremos añadido una gota de vinagre de vino para obtener unos huevos duros perfectos.

Algunos consejos son decididamente más arriesgados, pero como dicen, probarlo no cuesta nada (aunque es mejor tener cuidado): según una de las postales de Gallaher, para comprobar la bondad de la mantequilla se debe tomar un trozo y colocarla en llamas. Si el olor que desprende es delicado y parecido al de la leche, la mantequilla es de buena calidad, si desprende un hedor nauseabundo mejor no comerla.

Para conservar los huevos durante mucho tiempo , el consejo es enterrarlos en sal, que en realidad evita la humedad, mientras que si tienes una astilla en el dedo , simplemente llena una botella con agua caliente y coloca el dedo en la boca del la botella: en poco tiempo el vapor caliente hará que la astilla salga de tu piel.

De las postales de Gallaher también se descubrió cómo hacer un extintor rudimentario y cómo cortar un árbol de la manera correcta: una verdadera enciclopedia de trucos y consejos para la vida cotidiana, que ha cambiado con el tiempo pero no tanto.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias