LOS PROFESIONALES ESTÁN AL LÍMITE

La Sanidad de Puig harta a los pediatras: sólo quedan 4 en el hospital público de Villajoyosa

La Sanidad de Puig harta a los pediatras: sólo quedan 4 en el hospital público de Villajoyosa

La situación en que se haya sumida la Sanidad pública valenciana de Ximo Puig está llevando al límite a los pediatras. En el hospital alicantino de la Comarca de la Marina Baja, ubicado en Villajoyosa, sólo quedan 4 de un equipo formado inicialmente por 11 especialistas como «resultado de la desatención y falta de previsión del servicio durante los 2 últimos años», según ha denunciado la Sociedad Valenciana de Pediatría, cuya presidenta es la pediatra castellonense Eva Suárez sin que, agregan, hayan obtenido respuesta de la dirección del centro en todo ese tiempo.

Se da la circunstancia de que la comarca alicantina de la Marina Baja, con una población censada en torno a los 190.000 habitantes, está a punto de incrementar exponencialmente su población y alcanzar el mayor pico anual ante las inminentes vacaciones de verano, que sólo en Benidorm supera las 400.000 personas en periodo estival.

Según el relato de la Sociedad Valenciana de Pediatría, los problemas comenzaron a evidenciarse durante la pandemia, cuando el servicio de Pediatría del citado hospital se puso «a disposición» de la dirección médica del centro a fin de colaborar «más allá» de las actividades «propias» del servio para asumir durante el primer confinamiento la totalidad de las urgencias pediátricas, que hasta entonces, según ese relato, dependían del Servicio de Urgencias.

Cuando la actividad habitual retornó, «se pidió» a los pediatras que continuaran atendiendo una parte del citado servicio de urgencias pediátricas, cubriendo entonces la mitad de los turnos nocturnos, lo que, siempre según su relato, supuso una media de entre 6 y 9 noches sumando guardias de pediatría y noches de urgencias pediátricas, hasta alcanzar picos de 12 días al mes en los periodos de vacaciones, como el que ahora se avecina.

El resultado de todo ello, según la Sociedad Valenciana de Pediatría, es que hay profesionales que han dejado el servicio, bajas de maternidad sin cubrir desde hace meses, bajas por estrés laboral y la dimisión del jefe de servicio. Todo ello, ha incrementado otra vez la carga laboral de los profesionales que han continuado trabajando y que se han visto obligados a asumir guardias, turnos y consultas de sub especialidad, con la consiguiente acumulación de días de descanso por exceso de guardias y festivos no disfrutados, explican. Y a ello achacan como consecuencia el «deterioro progresivo» de la actividad diaria, la calidad asistencial y la salud de los propios profesionales.

Denuncian que el servicio está «desmantelado», que se han suspendido las consultas externas «dejando de atender a más de 200 niños a la semana» y que actualmente hay sólo 4 pediatras «obligados» a cubrir entre 7 y 8 guardias mensuales y reclaman una solución que evite lo que consideran será el «cierre definitivo» del servicio.

Se da la circunstancia de que el pasado día 3 del presente mes de mayo, OKDIARIO ya recogió una denuncia del Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM-CV) que afirmaba que el Gobierno de Ximo Puig sólo había incrementado en 5 las contrataciones de los pediatras de los centros de salud valencianos, mientras las contrataciones de los administrativos alcanzaban los 316. Por tanto, sólo un nuevo pediatra por cada 63 nuevos administrativos, en este caso para la Atención Primaria, la más próxima al paciente.

 

 

 

 

Lo último en España

Últimas noticias