Guerra sanitaria en Torrevieja: el personal contra Puig por despedir en ‘diferido’ a 60 facultativos

Hospital de Torrevieja
Fachada del Hospital de Torrevieja.

Guerra sanitaria en Torrevieja: el personal contra Puig por despedir en ‘diferido’ a 60 facultativos. El Comité de Empresa ultima movilizaciones para que su protesta y que su disconformidad se visualice.

La Sanidad pública valenciana se ha convertido en el mayor quebradero de cabeza para el presidente de la Generalitat Valenciana el socialista Ximo Puig. A la aparición de una rata en el Clínico de Valencia, la falta de permisos permisos del hospital covid en esa ciudad, la carencia de vacunas contra la gripe en La Fé y los problemas informáticos que retrasaron la posibilidad de pedir cita para la vacunación covid, entre otras cuestiones de calado, se suma ahora la guerra sanitaria en Torrevieja por el despido ‘diferido’ de 60 facultativos sin especialidad: El pasado 15 de octubre, la Generalitat Valenciana consumó la reversión del hospital de Torrevieja. Pasó de hospital público con gestión privada a hospital público con gestión, también, pública. Un mes después, los escándalos se suceden. y afectan a un área muy concreta y sensible: personal.

Los primeros despidos de los que se tuvo noticia fueron los de la joven que fue abusada por el ex marido de la vicepresidenta de la Generalitat y consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas Mónica Oltra, y la pareja de esa joven. Pero, ahora, se ha conocido el despido ‘diferido’ de decenas de facultativos generalistas, sin MIR. Es decir, que carecen de la prueba exigida para convertirse en especialistas en España. Un hecho que ha soliviantado a los trabajadores y ha provocado la intervención del Comité de Empresa.

Se quejan de que en virtud del decreto que marcó las pautas del personal del centro tras la reversión, todos los trabajadores tienen la consideración de personal laboral fijo a extinguir por la Consejería, mientras que. ahora, a los afectados se les considera personal subrogado de forma excepcional y temporal. Ahora, el Comité estudia diversas medidas. La previsión de lluvias amenaza con suspender la concentración prevista mañana ante el despacho de Ximo Puig en la sede de la Presidencia de la Generalitat Valenciana. También, está en estudio la posibilidad de acudir a la Inspección de Trabajo y/o a otros organismos y en fase de preparación una gran manifestación o concentración en Torrevieja.

Los facultativos afectados afectados recibieron cartas personalizadas, remitidas por la secretaria autonómica de Salud Pública y del Sistema Sanitario Público de la Consejería de Sanidad Isaura Navarro (Compromís). En las misivas, se autoriza con carácter excepcional y transitorio la continuidad de cada uno de esos médicos generalistas. Pero se les advierte que dejarán de prestar servicio cuando la circunstancia que posibilitó la excepcionalidad de la contratación desaparezca: es decir, cuando exista disponibilidad de un especialista. Advierte, además, que la Consejería de Sanidad ya ha iniciado una búsqueda activa de nuevos médicos, en este caso especialistas, en las bolsas de trabajo de instituciones sanitarias de la consejería de todos los departamentos de salud. Por tanto, en cuanto el nuevo facultativo esté disponible, tendrá que marcharse el médico generalista que cubre ese puesto en la actualidad.

La respuesta del Comité de Empresa ha sido inmediata. Ayer, mantuvo una reunión con la gerente y, además, ha convocado una manifestación ante las puertas del Palacio de la Generalitat Valenciana, sede de la Presidencia de ese organismo y, por tanto, del despacho de Ximo Puig, pero esa manifestación no parece que pueda llevarse a cabo a causa de la previsión de lluvias, que amenazan mañana la Comunidad Valenciana. Programan otras acciones para la próxima semana. En el caso de Torrevieja, los hechos se suceden a una velocidad vertiginosa y no es descartable que a lo largo de lo que resta de semana haya más novedades.

Lo último en Alicante

Últimas noticias