Una nube de polvo procedente del Sáhara es la causante de este extraño fenómeno

La nieve naranja «convierte» Rusia en un paisaje marciano

nieve naranja
Rusia se tiñe de naranja

Marte, el Planeta Rojo, nuestro astro vecino… Muchos son los nombres por los que se conoce al que puede considerarse como el planeta que más curiosidad ha despertado en los seres humanos a parte de la propia Tierra. Pues bien, ahora parece que el Planeta Azul quiere asemejarse a nuestro planeta más cercano, al menos en algunas partes del mundo como Rusia en las que está cayendo nieve de color naranja. No, no es una broma. Una nube del polvo procedente del Sáhara está generando unos paisajes tan curiosos como increíbles en una región en la que no están acostumbrados a este tipo de contrastes. Te lo contamos.

Nieve naranja

nieve naranja
Un fenómeno atmosférico espectacular

No es necesario revisar las imágenes de Curiosity para hacerse una idea de como es Marte. La escenificación perfecta de los paisajes marcianos puede verse actualmente en países como Rusia, Rumanía, Bulgaria y Moldavia ¿Por qué? Simplemente porque está cayendo nieve naranja del cielo. Se trata de un fenómeno atmosférico difícil de creer que muchos habrán relacionado a primera vista con la contaminación pero que se enmarca como un proceso completamente natural.

La causa de esta nieve naranja radica en una enorme nube de arena procedente del Sáhara que ha recorrido miles de kilómetros gracias a la gran altura a la que se encuentra. El viento ha conseguido transportar miles de millones de motas de arena del desierto africano para que se fusionen con los copos de nieve rusos y tiñan los paisajes del este de Europa de hermosos tonos anaranjados. Según los expertos, este espectacular fenómeno suele darse cada cinco años e incluso en esta ocasión está siendo mucho más tenue que en anteriores lustros.

nieve naranja
Un proceso que se repite cada cinco años

Cabe destacar que este asombroso fenómeno atmosférico no supone ningún tipo de riesgo para la salud de las personas o animales que habitan los territorios de Europa del este. Simplemente puede definirse como una fusión perfecta entre la nieve más fría y la arena más cálida. Un auténtico contraste.

Lo último en Ciencia

Últimas noticias