Elecciones Cataluña 2021

La Justicia mantiene las elecciones de Cataluña el 14-F pese a las presiones del independentismo

El Govern acusa al TSJC de "poner en riesgo" la salud de los electores el 14-F

El CIS bendice la maniobra de Sánchez: Illa ganaría en Cataluña y el independentismo perdería la mayoría

La Justicia no cede a la maniobra del independentismo para aplazar las elecciones en Cataluña del 14 de febrero y que así ERC y JxCAT no sean perjudicados por los efectos de la tercera ola de la pandemia y el golpe de efecto de Moncloa designando al ministro de Sanidad, Salvador Illa, como candidato del PSC. Precisamente, este jueves el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha difundido un sondeo electoral según el cual el PSC, con el ministro de Sanidad como candidato, ganaría las elecciones con el 23,9% de los votos, doblaría sus resultados de 2017, y alcanzaría entre 30 y 35 escaños, frente a los 17 de los que disfrutó la última legislatura.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha confirmado la suspensión del decreto del Govern que aplazaba las cita electoral al próximo 30 de mayo, con lo que provisionalmente los comicios se mantienen el 14-F.

La sala contenciosa del TSJC, en línea con el criterio de la Fiscalía, ha resuelto mantener las medidas cautelarísimas que dictó el pasado martes, por las que suspendía el aplazamiento electoral, a la espera de resolver en sentencia sobre los recursos presentados contra el decreto del Govern.

En una comparecencia sin preguntas, el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, y la consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, han acusado a los jueces de cometer una «irresponsabilidad» y de «poner en riesgo» la salud de los catalanes al mantener la fecha electoral de febrero.

El Ejecutivo que vicepreside Aragonès desde que Quim Torra abandonó el cargo por su condena de inhabilitación, ha presentado al TSJC tres informes justificando el aplazamiento de las elecciones en Cataluña. Uno de ellos, firmado por el director de la Agencia de Salud Pública de Cataluña, alerta de que el «pico de presión» en las UCI se alcanzará «pocos días antes» del 14-F.

Otro, redactado por los abogados de la Generalitat, alega que el vicepresidente del Govern dispone de la «competencia para dejar sin efecto las elecciones» convocadas automáticamente para el 14 de febrero.

El tercero, de la dirección general de Participación Ciudadana y Procesos Electorales, cuestiona la «legitimidad» del resultado que pueda derivarse de las elecciones si se celebran el próximo 14 de febrero en un contexto de «grave impacto» de la pandemia sobre las «garantías democráticas».

El temor a Illa

La fecha de las elecciones de Cataluña se han convertido en una batalla desde que Pedro Sánchez anunció que Illa sería el candidato del PSC. Su elección descolocó al independentismo, pues el ministro de Sanidad exhibe un tirón electoral que puede poner en peligro la victoria de los dos grandes partidos separatistas, ERC y JxCAT. El sondeo que el CIS ha difundido este jueves bendice la maniobra urdida desde Moncloa: los socialistas volverán a ser la primera fuerza de Cataluña.

El independentismo presiona a los jueces con su cantinela de siempre. Lo explicó Junqueras el martes cuando el TSJC dio el primer aviso. En su cuenta personal de Twitter, el dirigente condenado a 13 años de cárcel por sedición y malversación escribió: «Estamos ante un nuevo 155 encubierto, jueces y régimen del 78 dando un nuevo golpe a la democracia».

Gabriel Rufián ha preferido tirar de ironía y ha acusado al PSC y el TSJC de formar una coalición electoral.

El interés del Gobierno de España, después de haber colocado a Illa como cabeza de cartel, es el contrario al de los partidos separatistas. La ministra Margarita Robles ha defendido este jueves que se celebren las elecciones «cuanto antes» para acabar con la «provisionalidad» del Ejecutivo catalán.

Lo último en España

Últimas noticias