Elecciones Cataluña 2021

El TSJC suspende cautelarmente el aplazamiento de las elecciones catalanas y mantiene el 14-F

Esta medida "no anticipa el posicionamiento sobre el fondo del asunto", según los magistrados

Golpe judicial al cambalache político en Cataluña desde que Quim Torra dejó la Presidencia y la mayoría independentista juega con la fecha de la cita electoral para adaptarla al mejor de sus intereses. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha suspendido de forma cautelar y provisional el decreto del Govern que el pasado viernes aplazó las elecciones catalanas del 14 de febrero para convocarlas el próximo 30 de mayo.

Al suspender la convocatoria de elecciones para el 30 de mayo, «pasa a estar provisionalmente en vigor el decreto que las fijaba para el 14-F», ha explicado el TSJC en un tuit. Por tanto, la situación vuelve a la casilla inicial: la cita de febrero sigue en vigor. Al menos, de momento, ya que la adopción de esta medida cautelarísima «no anticipa el posicionamiento sobre el fondo del asunto», que los magistrados aún tienen que abordar, según informa el TSJC.

Dos formaciones políticas sin representación en el Parlamento de Cataluña -Lliga Democràtica e Izquierda en Positivo- y dos asociaciones -Federalistes d’Esquerres e Impulso Ciudadano- habían presentado un recurso contra la decisión del Ejecutivo catalán. Dado que algunos recursos solicitaban medidas cautelarísimas, el tribunal estaba obligado a pronunciarse de forma urgente sin esperar a conocer el posicionamiento del Govern.

El TSJC considera que los recursos presentados perderían «su finalidad si no se decreta la suspensión del decreto impugnado, puesto que sería ilusoria la tutela cautelar que pudiera concederse, dada la imposibilidad de seguir con la tramitación del proceso electoral en los plazos establecidos en la legislación». Por ello, los magistrados concluyen que debe adoptarse la medida cautelar de suspensión por causa de «urgencia extraordinaria», con carácter «instrumental o procedimental», y sin entrar en el fondo del asunto.

Una vez que el TSJC ha aceptado suspender de forma cautelar el decreto del Govern, dará audiencia a la Generalitat para que en el plazo de tres días presente sus alegaciones.

Según el recurso de la Lliga, por ejemplo, ha habido un «abuso de poder inaceptable», ya que el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, «no tiene atribuciones para dejar sin efecto una convocatoria electoral y mucho menos para volver a convocar elecciones cuando considere que se dan las circunstancias oportunas».

Aragonès había defendido estos días que la fórmula utilizada para justificar el aplazamiento al 30 de mayo, «el riesgo inasumible» provocado por la tercera ola del Covid, ya se utilizó en el País Vasco y Galicia.

Diferencias con Galicia y el País Vasco

Sin embargo, la realidad es que el caso de Cataluña no es comparable. En Galicia y el País Vasco, Alberto Núñez Feijoó e Iñigo Urkullu convocaron y desconvocaron en el ejercicio de la función que les reconocen sus estatutos de autonomía para disolver el Parlamento regional y llamar a las urnas. En el caso de Cataluña, la disolución del Parlamento y la convocatoria de elecciones no es el resultado de la decisión de un presidente, sino fruto de la aplicación del artículo 67 del Estatuto de Cataluña que prevé la disolución de la Cámara autonómica y la convocatoria inmediata de elecciones cuando no hay candidato a la Presidencia de la Generalitat, algo que es así desde que Quim Torra abandonó el cargo tras ser inhabilitado por el Tribunal Supremo. Y entre las competencias del vicepresidente no están las de convocar elecciones.

Naturalmente, la reacción del independentismo a la decisión del TSJC es la que se espera de él cuando los jueces no le favorecen. Oriol Junqueras, condenado a 13 años de cárcel por sedición y malversación de fondos públicos, cree que detrás de la suspensión del aplazamiento electoral hay «un nuevo 155 encubierto» en el que los «jueces y el régimen del 78» están dando «un golpe a la democracia». Así lo ha explicado en el comentario que ha colgado en su cuenta personal de Twitter.

El retraso de las elecciones catalanas al 30 de mayo contaba con el rechazo del PSC, después del golpe estratégico que Pedro Sánchez imprimió a la cita electoral designando como candidato socialista al ministro de Sanidad, Salvador Illa.

El PSC había presentado este martes en el Parlament una solicitud para que los letrados de la Cámara catalana elaboren un informe jurídico sobre las funciones de la Diputación Permanente y «más concretamente, sobre el ejercicio de control parlamentario» al Govern tras el aplazamiento de las elecciones catalanas que ahora ha suspendido cautelarmente el TSJC.

Lo último en España

Últimas noticias