El complejo de Edipo

complejo de Edipo
Descubre qué es el complejo de Edipo

Estos pasados días te dimos a conocer lo que se conoce como complejo de Electra. Nos estamos refiriendo a una situación que experimentan muchas niñas en torno a los 3 años y que les lleva a “rivalizar” con sus madres por el amor y la atención del padre. Pues bien, hoy queremos que descubras algo parecido, pero en relación a los hijos varones. Se trata del llamado complejo de Edipo.

Sigue leyendo y conocerás todo sobre ese, en pro de que puedas detectarlo y de que puedas saber cómo actuar si lo tienen tus pequeños. Toma nota.

¿Qué es el complejo de Edipo?

Por supuesto, para comenzar hay que saber qué es el citado complejo. Pues bien, se viene a definir como la idealización y enamoramiento del niño varón hacia su madre. Entre los 3 y los 5 años es frecuente que aparezca el mismo, que llevará al pequeño incluso a rivalizar de manera directa con los hombres que quieran quitarle la atención o los mimos de su progenitora. Es decir, “competirá”, sobre todo con su padre.

Sigmund Freud fue quien desarrolló el concepto de este complejo basándose en la mitología griega, concretamente en el llamado mito de Edipo. Lo estableció para poder explicar lo que es el desarrollo psicosexual de los niños.

Eso sí, hay que saber que este importante psicoanalista llegó a determinar dos tipos diferentes del citado complejo de Edipo:

  • El positivo, que es el que se ha generalizado y hoy identificamos como tal. Se caracteriza porque el niño siente atracción hacia el progenitor del sexo contrario y rivalidad hacia el padre del mismo sexo al suyo.
  • El negativo. En este caso, lo que sucede es que el menor muestra el amor hacia el progenitor del mismo sexo y rivalidad con el del sexo opuesto.
complejo de Edipo
El pequeño manifiesta una gran predilección por la madre

Mito de Edipo

Como hemos mencionado, Freud se basó en la mitología griega para desarrollar el citado complejo. Se basó en el mito de Edipo, el rey de Tebas que era hijo de Layo y Yocasta.

Su historia da comienzo cuando Layo es informado por el Oráculo de Delfos que va a ser asesinado por su propio hijo. Por eso, cuando su mujer al poco tiempo da a luz a un bebé varón, deciden desprenderse de él y lo dejan abandonado en un monte. Allí será recogido por un pastor que lo entregará al rey de Corinto que lo criará como hijo suyo.

Cuando Edipo crece, visita el oráculo que le da cuenta de que matará a su padre y se casará con su madre. Intentando evitar que eso no suceda y creyendo que sus progenitores son los que le han criado decide marcharse y se dirige a Tebas. Allí, nada más llegar tiene un encontronazo con un conductor de un carro y lo acaba matando. En ese momento, se cumple la primera parte del vaticinio.

Después lo que sucede es que un monstruo, que había en el lugar y que mataba a los viajeros que no resolvían el misterio que les proponía, se presenta ante Edipo. Este resuelve el acertijo y, como consecuencia, le es perdonada la vida y entregado el reino de Tebas. Y esto último fue lo que propició que se casara con Yocasta, su verdadera madre, con la que pasó muchos años de felicidad sin saber el parentesco que les unía.

Sin embargo, cuando todo sale a la luz, la mujer se suicida y Edipo deja el trono después de haberse arrancado los ojos.

¿Cómo se manifiesta?

Para poder saber si el niño tiene este complejo, hay que fijarse en su actitud y comportamiento:

  • Intenta pasar más tiempo con su madre y comportarse como ella le indica.
  • Le hace regalos a la mujer.
  • Llega a decir frases del tipo “el novio de mami soy yo” o le expone a su madre que él es quien más la quiere.
  • Se comporta de manera contraria a la que le indica el padre, para así hacerle enfadar.
complejo de Edipo
Fundamental que padre e hijo compartan tiempo juntos

¿Qué hacer?

Lo primero y más importante que deben hacer los adultos si el niño sufre el complejo de Edipo es tener paciencia. Y es que deben ser conscientes de que el mismo desaparecerá, por sí solo, a partir de los 6 años.

No obstante, también es necesario que los progenitores tengan en cuenta estos otros conceptos:

  • Bajo ningún concepto deben burlarse del pequeño por sus comportamientos de cariño hacia la madre.
  • Es fundamental que la pareja esté unida y no muestre desavenencias. Y es que si las tiene se incrementarán con la actitud del menor. Sí, porque el padre se enfadará ante esa y la madre, por el contrario, las alabará y potenciará.
  • Asimismo es importante que disfrute de tiempo con el padre, que compartan actividades juntos y divertidas para fortalecer ese lazo afectivo.

Temas

Comentar

Últimas noticias