Pese a todo Andalucía generará 19.000 empleos

El juego sucio del Gobierno con el plan de empleo de Andalucía: Sánchez zancadillea, PSOE y Podemos atacan

Pedro Sánchez
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez.

La izquierda andaluza criminaliza un plan de empleo andaluz mermado precisamente por Podemos y PSOE. Es el juego sucio socialcomunista: el Gobierno dificulta al máximo la gestión de la Junta de Andalucía (PP-Cs) para que cosechen socialistas y podemitas a nivel autonómico.

Las críticas por parte de la izquierda andaluza al plan de Activación, Impulso y Recuperación del Empleo (Plan Aire) anunciado por la Junta de Andalucía son constantes… y tramposas. Podemos, IU y PSOE critican, entre otras cosas, que este plan, dotado con 160 millones, supone un «recorte» de unos 100 millones respecto a los planes de empleo de la extinta Junta socialista.

Pero la realidad pasa porque el motivo de esta caída es estrictamente socialcomunista: por un lado la Junta de Susana Díaz dejó prácticamente vacía la hucha con los fondos europeos para este fin, mientras que, por otro lado, el Gobierno de Pedro Sánchez sustrajo 200 millones de euros en políticas activas de empleo que, de no haber sido así, se habrían sumado a este plan que, sin embargo, logrará generar 19.000 empleos.

La dotación del Plan Aire es de 165 millones de euros, 146 millones que provienen de fondos europeos, y 19 millones de autofinanciación. Sin embargo, el Gobierno de Juanma Moreno se topó cuando llegó al Gobierno, hace ya año y medio, un marco operativo de 2014-2020 de fondos europeos prácticamente agotado por los anteriores gobiernos, con sólo 146 millones de euros. Además, si el Gobierno central no hubiera sustraído a Andalucía 200 millones de euros de políticas activas de empleo, se habrían sumado a este plan laboral, diseñando así un proyecto mucho más potente.

Mejoras

Respecto a los anteriores planes de empleo socialistas, cabe destacar que este Plan Aire permitirá a las Entidades Locales Autónomas (ELA) que soliciten los planes de empleo, porque la entidad con la que se colabora es el municipio. Nunca antes lo habían podido hacer.

De este modo, son los ayuntamientos los que pueden y deben contemplar todo el municipio, incluidas las ELA, en la definición de sus proyectos para la iniciativa Aire, ya que el presupuesto con el que cuentan se ha calculado en función de la población total del municipio y de las ELA.

En anteriores iniciativas, si su ayuntamiento contaba con ellas, claro que se tenían en cuenta, pero no se pedía constancia en la solicitud del proyecto de la notificacion que hace el ayuntamiento a la ELA pidiéndole proyectos. Así, la Iniciativa Aire incluye la obligatoriedad de que el ayuntamiento adjunte la notificación que ha hecho a la/s ELA pidiéndole estos proyectos. Es una manera de garantizar que las tienen en cuenta.

Otro asunto muy importante es que se ‘objetiviza’ la contratación, es decir, que se establecen unos criterios muy claros para contratar justo a las personas más vulnerables por motivo de la crisis (y evitar los contratos a dedo). De esto la izquierda no ha dicho nada, como tampoco se ha quejado de que la iniciativa Aire no sólo ha cumplido con la reserva de plazas a personas con discapacidad, sino que además lo ha hecho por encima de lo que exige la ley, elevando esta cuota hasta el 6%.

Lo último en España

Últimas noticias