Homicidio en Íllora

Juanma Moreno pide «cabeza fría» a los vecinos de Íllora para que no se tomen la justicia por su mano

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (EUROPA PRESS).
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (EUROPA PRESS).

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha pedido este miércoles «cabeza fría» a los vecinos de Íllora (Granada) tras la muerte violenta de un joven de 19 años en las fiestas patronales del municipio en la madrugada del pasado lunes.

En un mensaje publicado en sus redes sociales, el líder andaluz se ha pronunciado al respecto del homicidio y de los altercados posteriores que se han sucedido en la localidad, donde los ilurquenses han asaltado las viviendas de los familiares de los presuntos agresores y han volcado algunos de sus vehículos.

«Todo el pueblo quería a Juan y perder a un hijo así tiene que ser insoportable. Me uno al dolor de Íllora. Cabeza fría. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado trabajan para que haya Justicia», recalca Moreno, que ha trasladado «el abrazo de Andalucía a sus padres, amigos y toda su familia».

Ya este martes, el consejero de Universidad, Investigación e Innovación de la Junta, José Carlos Gómez Villamandos, manifestaba su condena por el «acto violento que ha llevado al fallecimiento de un joven», así como por «todos los actos de violencia que se están produciendo con posterioridad». «La violencia no se puede en ningún caso pagar con violencia», afirmó. «En un Estado de derecho deben ser las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad», junto con la Justicia, quienes tomen «las medidas oportunas», subrayó en la misma línea.

Por su parte, habitantes de Íllora han señalado que quieren «fuera del pueblo» a este clan, que se afincó en el municipio tiempo atrás. Denuncian que estas familias tienen «atemorizados» a los vecinos. Un joven de 23 años se entregaba este martes en la Comandancia de la Guardia Civil de Granada como presunto autor de la agresión mortal al joven.

De su lado, la Sociedad Gitana Española ha denunciado al alcalde de Íllora, el socialista Antonio Salazar, por una presunta incitación al odio. «Sus declaraciones pueden fomentar, como ya han fomentado, un atentado de odio racista contra familias gitanas que se han visto obligadas a marcharse por miedo a ser víctimas de asesinatos en tal municipio, incluidos niños menores de edad y personas mayores que nada tienen que ver con el delito que ha cometido una persona con nombres y apellidos», han remarcado en una denuncia remitida este martes al Juzgado de Guardia, la Jefatura Superior de Policía Nacional de Andalucía Oriental y la Fiscalía Superior de la comunidad por una supuestas declaraciones del alcalde socialista, que éste niega haber hecho.

A última hora de la tarde de este pasado martes la iglesia de la Encarnación de Íllora se quedó pequeña en la celebración de la misa funeral en memoria del joven, fallecido tras una pelea multitudinaria en el recinto ferial, cuando recibió un golpe en una calle adyacente que le hizo caer e impactar su cabeza contra un bordillo.

Lo último en España

Últimas noticias