crisis del coronavirus

La cacerolada contra el Gobierno llega ante la casa de Pablo Iglesias en Galapagar

No es un problema de «pijos», ni de Cayetanos ni de aficionados al golf. La protesta ciudadana contra el Gobierno, por su negligente gestión de la pandemia del coronavirus, se extienden por toda España, desde Madrid a Sevilla, Zaragoza, Logroño, Valencia o Santander.

También a La Navata, la urbanización de Galapagar (Madrid) en la que residen el vicepresidente Pablo Iglesias y la ministra de Igualdad, Irene Montero, en una impresionante mansión con piscina en forma de lago artificial.

Los vecinos de Pablo Iglesias han sacado esta tarde las cacerolas para mostrar su indignación contra el Gobierno, cuya cadena de errores ha provocado que España ya tenga más de 38.000 muertos por coronavirus.

Como muestra el vídeo que acompaña a esta noticia, los residentes de Galapagar, varios de ellos cubiertos con la bandera española, han recorrido las calles de La Navata tocando la cacerola para exigir la dimisión del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Lo último en España

Últimas noticias