Comida

¿Puede el café ayudarte a quemar calorías sin esfuerzo?

Ese olor a primera hora de la mañana capaz de despertar todos los sentidos al instante, el café recién hecho, puede ayudarnos a quemar calorías.

¿Puede el café ayudarte a quemar calorías sin esfuerzo?
¿Puede el café ayudarte a quemar calorías sin esfuerzo?

Ese olor a primera hora de la mañana capaz de despertar todos los sentidos al instante, el café recién hecho, puede ayudarnos, además de empezar el día con una sonrisa, a perder peso o eso se desprendía de un estudio realizado en 2019. Una de las bebidas más consumidas del mundo, ese básico que se ha convertido en una pieza esencial de toda casa, el café, además de ser un diurético y estimulante natural, podría ser eficaz para quemar calorías sin esfuerzo. Imaginar que además de disfrutar de una taza de café, estamos contribuyendo a bajar de peso, puede alegrarlos más de una tarde lluviosa, aunque parece que esta teoría está empezando a desvanecerse.

Un estudio realizado en 2019 apuntaba al café como bebida que ayuda a quemar calorías

¿Puede el café ayudarte a quemar calorías sin esfuerzo?

Investigadores de la Universidad de Nottingham, en el Reino Unido, publicaban en 2019 un estudio en la revista científica Nature. En el que se vinculaba la ingesta de café con la posibilidad de que ayudara a adelgazar, una teoría revolucionaría que estaba basada en evidencias científicas abrumadoras. Según este primer estudio los efectos sobre el cuerpo eran notables y directos a una parte del cuerpo que regula la quema de calorías.

La ingesta continuada del café contribuía el aumento de la grasa marrón que ayuda a quemar calorías. Es decir, era una bebida que ayudaba a adelgazar y que, por lo tanto, resultaba eficaz a la hora de perder peso. Aunque estas esperanzas se desvanecieron con la llegada de otro estudio que ponía en dedo en la llaga, la cantidad de aumento de grasa marrón era mínima. Se necesitaría mucho café para conseguir efectos sobre el sistema que fueran realmente efectivos. No había duda de que el café tenía efectos sobre la grasa marrón, pero en menor grado de lo que se pensaba inicialmente.

El científico Andrew Carey, del Instituto Baker para el Corazón y la Diabetes, le dio la vuelta a la investigación de la Universidad de Nottingham. Ha publicado en Life Hacker un análisis sobre aquel descubrimiento. Según afirma en él de forma contundente y sin lugar a duda:” sí, el café estimula la grasa marrón. Pero, desafortunadamente, lo hace en cantidades tan pequeñas que para que pudiera servir para perder peso necesitaríamos tomar 100 cafés cada día.”

La grasa marrón en la que incide el café necesita mucha cafeína para quemar calorías

¿Puede el café ayudarte a quemar calorías sin esfuerzo?

La grasa marrón está localizada en la zona del cuello y el torso de las personas, es la que se encarga de aumentar o reducir la cantidad de energía necesaria para producir el calor que necesita el cuerpo. La cantidad de este tipo de grasa determina que se quemen más o menos calorías, cuanto más grasa exista, más calorías se quemarán produciéndose de esta forma un efecto adelgazante. El primer estudio determinaba que provocaba cambios en esta parte del cuerpo, pero no hacía ninguna referencia en la medida o la incidencia que representaba.

Para que un café pudiera convertirse en un potente adelgazante se necesitarían más de 100 tazas. Una cantidad que nadie podría tolerar y que podría ser perjudicial para la salud. El sueño de adelgazar tomando una bebida deliciosa se quedo en nada después de los nuevos datos que se han descubierto recientemente. Andrew Carey hizo un experimento con nueve personas, a las que dieron una taza de café instantáneo o una taza de agua, como fórmula de control. Se pudieron apreciar cambios en la zona de la grasa marrón, la temperatura era superior, aunque no lo suficiente para producir ningún tipo de cambio significativo en el cuerpo.

Las reacciones ante este nuevo estudio fueron varias, pero sirvieron para establecer un frente común. El café se ha coronado como una bebida saludable que puede ayudar en algunas dietas. Médicos y nutricionistas coinciden en afirmar que, tomado con moderación, no aportan calorías y puede servir entre horas para calmar el hambre. Una tarea, la de preparar un café a media mañana o por la tarde que puede ayudarnos a sentir mejor, reconfortar el cuerpo y evitar los atracones a la nevera cuando llega esa hambre descontrolada. En ese aspecto esta bebida es sin duda una buena forma de ayudar al cuerpo, ya que, además, también tiene propiedades diuréticas que sirven para eliminar las impurezas que el cuerpo no necesita.

Para perder peso se necesitan unas buenas pautas nutricionales y en ejercicio que debe estar supervisado por un especialista. No existen soluciones milagrosas, solo mucho esfuerzo, fuerza de voluntad y contar con los profesionales adecuados que sean capaces de ayudarnos a mejorar nuestro cuerpo poco a poco. La grasa es un mal común en este siglo XXI marcado por el sedentarismo. El café puede servir como bebida saludable, pero puede que no sea la formula mágica para perder peso sin esfuerzo. Todo cuesta en esta vida y depurar ciertos excesos o eliminar el sedentarismo de nuestra vida, solo es posible con ejercicio y dieta.

Lo último en Salud

Últimas noticias