Ejercicio físico

Cómo cambiar nuestra rutina de pesas

pesas
No siempre es posible cambiar de peso de manera rápida.

Cuando trabajamos con pesas necesitamos una rutina establecida, y un gran esfuerzo.

Cuando trabajamos con pesas necesitamos una rutina establecida, y un gran esfuerzo. No siempre es posible cambiar de peso de manera rápida, pues lo mejor es que pase un tiempo prudencial. Si lo hacemos y no estamos preparados, entonces nuestros músculos sufrirán y podemos tener lesiones.

Todo ello depende de la veces que vayas al gimnasio, del peso que sueles estar acostumbrado a coger, del tipo de pesas, por tanto hay muchas variables que determinan este cambio de rutina de pesas.

El peso acondicionado a cada uno

Cada persona es distinta, por tanto, levantaremos también un tipo de peso diferente. Para establecer una regla general, comentar que el peso ideal para cada uno es el que permite hacer las 10 o 15 repeticiones de manera sencilla y rápida. Es entonces cuando se puede cambiar peso en el gimnasio. Pero no todo es tan exacto, ya hemos dicho que somos distintos.

Hace tiempo que no entrenamos

Si hace dos semanas que no vamos al gimnasio, ni se te ocurra subir de peso cuando vuelvas a ir. Es más, seguramente, lo más óptimo es que tengas que coger un peso más bajo al que ya estabas acostumbrado. El cuerpo lo agradecerá y pronto podrás volver al peso ideal para luego subirlo y poder superarte a ti mismo.

Siempre progresivo

De igual forma que sucede con otro tipo de ejercicio, y en los de pesas todavía más, necesitamos progresión. Para seguir una ascensión y aumentar las pesas, debemos hacerlo de manera progresiva. Ir aumentando la pesas a medida que pasa el tiempo sin saltarnos un peso más que otro. Aunque creemos que estamos preparados para más, no es algo que debamos hacer de golpe. Es importante poner atención a la constancia y la fuerza. También necesitaremos paciencia.

Según las instrucciones del entrenador

Hacer pesas no es algo fácil. De manera que si estamos en un centro deportivo, lo podemos hacer siempre bajo la atenta mirada de un entrenador personal. Es el que podrá dictar cómo entrenarse mejor con las pesas y también el que nos marcará cuándo estamos preparados para cambiar de rutina y coger un peso algo superior. Debe vernos preparados, con un cuerpo definido y sin riesgo a dolores.

Últimas noticias