enfermedades

La inactividad física se asocia a más riesgo de hospitalización por agudización en quienes sufren bronquiectasias

La inactividad física se asocia a más riesgo de hospitalización por agudización en quienes sufren bronquiectasias
La inactividad física se asocia a más riesgo de hospitalización por agudización en quienes sufren bronquiectasias

El sedentarismo provoca una serie de consecuencias en nuestro organismo. Ahora se ha demostrado que la inactividad física se asocia a más riesgo de hospitalización por agudización en quienes sufren bronquiectasias. Así sería destacado incluir la actividad física y el comportamiento sedentario como un elemento en las escalas de gravedad de esta enfermedad respiratoria.

Esto es lo que se desprende del estudio publicado en European Respiratory Journal, en el que han participado diversos miembros de SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica).

Se trata del primer estudio de investigación entre la asociación entre la actividad física, el tiempo de sedentarismo y la hospitalización por una agudización en pacientes con bronquiectasias.

El informe confirma que los pacientes que tuvieron que ser hospitalizados por una agudización por bronquiectasias, al cabo de un año de seguimiento, presentaron características clínicas peores, mayor severidad y niveles de actividad física más bajos que los que no llegaron a ser hospitalizados.

Son afirmaciones que dan desde SEPAR. Algunos datos sobre ello son que, en España, cada año hay 15,5 hospitalizaciones por 100.000 habitantes debidas a una agudización de bronquiectasias.

Y está demostrado que andar más de 6.290 pasos por día o pasar al menos 7,8 horas al día en conducta sedentaria son los puntos de corte que han encontrado los autores a partir de los cuales aumenta el riesgo de hospitalizar en estos pacientes.

El estudio también da a conocer que el riesgo de hospitalización fue casi 6 veces superior en los pacientes con bronquiectasias que pasaron 7,8 horas o más en conducta sedentaria. Como hemos apuntado si se consigue validar los datos resultantes de este estudio, tanto la actividad física como el sedentarismo serían dos variables a tener en cuenta para establecer las escalas de gravedad de esta patología.

Lo último en Salud

Últimas noticias