Cuerpo humano

El funcionamiento de los riñones

Es importante que conozcamos los diferentes órganos de nuestro cuerpo, para prevenir y tratar enfermedades derivadas. ¿Cómo funcionan los riñones y cómo cuidarlos?

Los riñones, cómo funcionan
Las funciones básicas de los riñones

Aunque se les conoce principalmente por filtrar la sangre, esta no es su única tarea. Del funcionamiento de los riñones depende en gran medida el rendimiento del aparato urinario. Son dos órganos esenciales para la buena salud de las personas. Las deficiencias renales, además de ser potencialmente mortales, también pueden ser el indicativo de otras afecciones igual de peligrosas. La consecuencia serán patologías como hipertensión y diabetes, que después de una acción prolongada y desapercibida terminan por atentar contra la configuración interna de estos órganos.

Los riñones están ubicados en la parte posterior de la cavidad abdominal, uno a cada lado de la columna vertebral. El que ocupa el costado derecho reposa bajo el hígado, mientras que el izquierdo descansa junto al bazo, por debajo del diafragma.

Presentan forma de judía, no más grande que el puño cerrado de un niño en edad preescolar. En promedio, los adultos cuentan con un par de riñones de 13 centímetros de largo, con ocho de ancho y tres de grosor. Cada uno pesa alrededor de 15 gramos.Los riñones y su funcionamiento

Pequeños, pero…

A pesar de sus diminutas dimensiones, el funcionamiento de los riñones es una cuestión fundamental. Cada 50 minutos examinan toda la sangre del cuerpo con el propósito de retirar las toxinas y cualquier elemento que esté de más. Sustancias que son expulsadas del cuerpo a través de la orina.

Mucho más que un filtro

El análisis continuo al que los riñones someten a toda la sangre es mucho más complejo que un proceso de filtrado. Aun cuando su tarea fundamental sea separar los desechos y los excesos de líquidos, casi la totalidad de estos son reabsorbidos y enviados de vuelta al torrente sanguíneo. De los aproximadamente 180 litros de sangre que circulan a través de ellos, menos de dos litros terminan transformados en orina.

Agua, azúcares, sal y potasio son algunos de los elementos que los riñones ponen a disposición del resto de los órganos. El calcio es otro de los minerales que son reinsertados al organismo, por lo que la salud del sistema óseo pasa por estos órganos. También producen hormonas que se encargan de vigilar la presión arterial y de supervisar el índice de glóbulos rojos.

Atención con el buen funcionamiento de los riñones

En ocasiones, las deficiencias renales aparecen de un día para otro, aunque por lo general son el resultado de largos procesos degenerativos. Aunque los tratamientos de diálisis y los trasplantes permiten aumentar las expectativas de vida de los diagnosticados con estos problemas, más vale prevenir que curar.

Las normas de prevención son universales: alimentación balanceada y actividad física frecuente. Junto con limitar el consumo de bebidas alcohólicas y no fumar.

Lo último en Salud

Últimas noticias