Ejercicio

Los efectos positivos de hacer ejercicio a diario

Los efectos positivos de hacer ejercicio a diario
Los efectos positivos de hacer ejercicio a diario

La OMS define la actividad física como cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía. La actividad física hace referencia a todo movimiento, incluso durante el tiempo de ocio, para desplazarse a determinados lugares y desde ellos, o como parte del trabajo de una persona. Descubre los muchos efectos positivos de hacer ejercicio a diario.

La cantidad de ejercicio que debemos hacer, según esta Organización, es para los adultos de 18 a 64 años es de hacer actividades físicas aeróbicas moderadas durante al menos 150 a 300 minutos; o bien actividades físicas aeróbicas intensas durante al menos 75 a 150 minutos; o una combinación equivalente de actividades moderadas e intensas a lo largo de la semana.

Qué efectos positivos de hacer ejercicio a diario

1-Mejora la autoestima: cuando se practica una disciplina deportiva con cierta regularidad mejorará considerablemente la imagen que tenemos sobre uno mismo, lo que al final desembocará también en una mejora de la autoestima. Al margen de la edad o el sexo que se tenga, nos veremos más atractivos y valoraremos también lo que hacemos. Al empezar a realizar deporte muchas personas empiezan a perder peso y se encuentran más a gusto con su aspecto.

2-Lucha contra la ansiedad: durante la práctica del ejercicio los neurotransmisores que se liberan  ayudan a calmar los síntomas de la ansiedad. Esta sensación también es apreciable después de la actividad física. Cuando se consigue incorporar a la rutina diaria el deporte nos resultará más sencillo controlar el estrés. Esto será así por la descarga de energía que se produce durante el ejercicio.

3-Previene el deterioro cognitivo: a medida que se cumplen años nuestro organismo será más vulnerable frente a ciertas enfermedades típicas de la edad. Entre ellas se encuentran la demencia, el Alzheimer, Parkinson o infarto cerebral. Con la práctica deportiva conseguimos incrementar las sustancias químicas al cerebro, lo que ayudará a prevenir la degeneración de neuronas del hipocampo. Cuando se realiza ejercicio con regularidad es posible obtener una mejora en la función cognitiva y reducir las posibilidades de fallecimiento.

4-Incrementa la capacidad del cerebro: con la práctica de deporte el cerebro produce más neuronas y hay una mayor conexión entre ellas, que es lo que se denomina como neurogénesis. Distintas investigaciones han demostrado que una sesión preparatoria con una elevada intensidad influye de manera importante en el aprendizaje, el pensamiento y la toma de decisiones.

5-Mayor sensación de felicidad: el ejercicio físico consigue que se liberen endorfinas, que son sustancias químicas que otorgan la sensación de euforia y alegría. También contribuye a reducir los síntomas de la depresión y el malestar.

Obviamente, para beneficiarse de estos efectos positivos del ejercicio físico hay que practicar una actividad deportiva con cierta regularidad, no basta con hacerla de vez en cuando. Lo más adecuado sería ejercitarse al menos tres veces por semana con sesiones de al menos 40 minutos. También hay que decir que cuando se deja de realizar deporte, el organismo se resiente y los beneficios desaparecerán.

Así que ya sabemos lo importante que resulta mantener unos hábitos de vida saludables, en donde además de la actividad física también tenga cabida la alimentación adecuada y el descanso necesario para que el cuerpo se recupere de los esfuerzos.

Relax absoluto

Una de las cosas que notamos cuando hacemos deporte es que mentalmente nos sentimos mejor. Ya no hablamos de físicamente si no de que aparece una especie de relax total y absoluto que nos permite estar en paz y adquirir ese bienestar que tanto necesitamos.

Adelgazamos

Entre todos estos beneficios, no podemos dejar de nombra que, si nos movemos a diario, entonces adelgazamos. Aunque lo ideal es que no solamente reducimos peso y grasa, si no que permite mantenernos en nuestro peso que debe ser el que corresponde a nuestra altura y cuerpo.

En general y según la OMS

  • Mejorar el estado muscular y cardiorrespiratorio;
  • Mejorar la salud ósea y funcional;
  • Reducir el riesgo de hipertensión, cardiopatías coronarias, accidentes cerebrovasculares, diabetes, varios tipos de cáncer (entre ellos el cáncer de mama y el de colon) y depresión;
  • Reducir el riesgo de caídas, así como de fracturas de cadera o vertebrales; y
  • Ayudar a mantener un peso corporal saludable.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias