Enfermedades

Cáncer de vesícula biliar: síntomas, consecuencias y tratamiento

Un tumor en la vesícula biliar puede ocasionar dolor en la zona del abdomen superior derecha.
Cáncer de vesícula biliar: síntomas, consecuencias y tratamiento

Este tipo de cáncer no es demasiado frecuente. Según la Asociación Española Contra el Cáncer, el cáncer de vesícula biliar supone el 5º lugar en incidencia de los tumores gastrointestinales.

Este tipo de cáncer no es demasiado frecuente. Según la Asociación Española Contra el Cáncer, el cáncer de vesícula biliar supone el 5º lugar en incidencia de los tumores gastrointestinales.

Cuando se produce el tumor maligno en las paredes de la vesícula biliar, que es un pequeño órgano situado por debajo del hígado y muy próximo al mismo, puede crecer hacia el interior de la vesícula biliar, pero también crecer hacia fuera.

Cuáles son sus síntomas

Un tumor en la vesícula biliar puede ocasionar dolor en la zona del abdomen superior derecha, también puede producir náuseas, vómitos y digestiones pesadas. Según la AECC, entre sus síntomas destaca que cuando el tumor obstruye el paso de la bilis hacia el intestino se producirá ictericia. Esto produce una infección en la misma, apareciendo fiebre alta y dolor abdominal más intenso.

Cuando el tumor va creciendo da lugar a una sensación de hinchazón abdominal o incluso a acúmulo de líquido en la cavidad abdominal. En todo caso, ante cualquier síntoma o sospecha de cambio o de que algo no va bien siempre es mejor una revisión en el médico para un mayor control.

Qué factores de riesgo tiene el cáncer de vesícula biliar

Aunque en general no se conocen los factores desencadenantes de un cáncer de la vesícula biliar, sí se sabe que este tumor es más frecuente en mujeres, puede estar relacionado con la obesidad y tiene la presencia crónica de cálculos en la vesícula biliar.

Según explica la AECC en su web, aquellos países donde la prevalencia de colelitiasis es alta y donde se retrasa la realización de una colecistectomía por esta patología, la incidencia de carcinoma en este órgano es más alta. En concreto, se establece que países como Chile y otros sudamericanos tienen una de las incidencias más altas del mundo de este tumor.

Qué hacer tras el tratamiento de este tipo de cáncer

El tratamiento de esta enfermedad será marcado por el médico que determinará, tras el diagnóstico, qué se debe hacer. En cuanto se finaliza el tratamiento, de igual manera que pasa con otro tipo de cáncer, es necesario realizar revisiones periódicas.

La AECC apunta a que el riesgo de reaparición de la enfermedad disminuye con el paso del tiempo. Durante los años 4º y 5º, las revisiones pueden espaciarse algo más y se realizan cada seis meses. Y, posteriormente, ya a nivel anual.

Temas

Lo último en Salud

Últimas noticias

. . . . . . . . .