Piel

Beneficios de exfoliar el cuero cabelludo y cómo hacerlo

exfoliar el cuero cabelludo
Cuando nos picamos demasiado y el cabello está reseco es el momento de hacernos una exfoliación capilar.

Para mantener una melena fuerte, sana y vigorosa es vital cuidarla.

Para mantener una melena fuerte, sana y vigorosa es vital cuidarla. Además de usar los champús adecuados, también necesitamos exfoliarnos el cuerpo cabelludo.

El truco es no hacerlo de forma brusca, sino mejor despacio, y tampoco cada día (cada dos semanas aproximadamente), es decir, de vez en cuando, pues de lo contrario, el cabello podría acabar estropeándose. Gracias a esto la actividad de las glándulas sebáceas se fortalece. Descubre los beneficios de exfoliar el cuero cabelludo.

Controlar el exceso de grasa

Cuando nos picamos demasiado y el cabello está reseco es el momento de hacernos una exfoliación capilar. Esto hará que controlemos y se reduzca en gran forma el exceso de grasas que tenemos en nuestra piel. Los picores se reducirán, pero si persisten, entonces mejor hablar con el dermatólogo.

Limpieza total

Aunque nos lavemos el cabello cada día, puede no estar limpio del todo, pues lacas, espumas, tintes y otros acaban estropeándolo. Con la exfoliación conseguimos limpiar la suciedad y los restos de productos que solemos utilizar a diario.

Evita la caída del pelo

Hay épocas en las que el cabello sufre y se cae más de lo normal. Es entonces cuando es recomendable practicar una exfoliación sobre el cabello. Uno de sus beneficios es que evita la caída del pelo para que crezca mucho más fuerte y bello.

Favorece que el pelo crezca

Si está apagado, reseco o bien muy grasoso, y vemos que nuestro pelo no acaba de renovarse, seguramente tu peluquero te aconsejará una exfoliación. Y es que uno de los beneficios de exfoliar el cuero cabelludo es que crecerá mucho mejor.

Cómo se hace una exfoliación en el cabello

Cepillaremos bien el pelo, mejor si lo mojamos para eliminar residuos de laca o espuma que podamos llevar. Existen diversos exfoliantes en el mercado, mientras que también los podemos hacer de forma casera y natural (té verde, avena, miel, limón, aceite de oliva, almendras…).

Éstos se aplican sobre el cuerpo cabelludo mientras masajeamos con las yemas de los dedos, de manera que también nos podemos relajar, lo interesante es que el exfoliante penetre bien en el cabello y en toda la piel. Luego retiraremos el producto con agua y posteriormente lavaremos el cabello como siempre solemos hacer.

Temas

Lo último en Salud