23 de Mayo, Día Mundial del Melanoma

La autoexploración con el teléfono móvil facilita la detección precoz del melanoma

Mediante el móvil podremos registrar la evolución de las lesiones pigmentarias de la piel (lunares cutáneos) y el dermatólogo detectar en una fase temprana posibles melanomas

Contra el melanoma, prevención y protección

Nueva inmunoterapia para pacientes con melanoma

La autoexploración con el teléfono móvil facilita la detección precoz del melanoma
El uso de las nuevas tecnologías en dermatología está en auge.

El diagnóstico precoz del cáncer de piel melanocítico, con una App que incorpora tecnología espacial desarrollada por la multinacional tecnológica GMV, es el objeto del proyecto DALEM. La Fundación de Investigación Biomédica del Hospital Universitario La Paz de Madrid (FIBHULP) ha puesto en marcha junto con GMV el proyecto DALEM, focalizado en proporcionar medios tecnológicos para la vigilancia de lesiones cutáneas pigmentadas.

Coincidiendo con el Día Mundial del Melanoma, ambas organizaciones han querido resaltar los datos de incidencia de la enfermedad que evidencian la necesidad de la autoexploración y los cribados y seguimientos preventivos. El cáncer de piel en sus diferentes formas de presentación es uno de los más frecuentes.

Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el n.º de fallecimientos por melanoma maligno de piel en nuestro país fue de 655 en el año 2020. La prevalencia total en hombres durante este período ascendió a 38.873 y en mujeres a 58.673. Para reducir la morbi-mortalidad del melanoma la autoexploración es clave, ya que, a pesar de los datos mencionados, el nivel de sensibilización de la población no es elevado. Si con el móvil cualquier persona va a poder autoexplorarse sin necesidad de conocimientos específicos, la adherencia de los pacientes a un método tan sencillo aumentará, procurando diagnósticos precoces, algo que es fundamental de cara al pronóstico.

Así, con nuestra cámara del móvil registraremos el mapa cutáneo de los lunares a observar para ver morfología, características y particularidades y cambios evolutivos en el tiempo. Estas imágenes revisadas por el dermatólogo serán la base para establecer un diagnóstico, lo más precoz posible, algo que tiene un valor inestimable, especialmente en pacientes susceptibles de desarrollar una lesión pigmentaria de carácter maligno como es el caso del melanoma. Este avance de la medicina, de la mano de la tecnología digital, ayudará a establecer un diagnóstico temprano a la vez que facilitará sin duda el proceso de seguimiento, algo que solo se lograba hasta el momento, únicamente mediante consulta presencial.

De esta forma, la transferencia de la tecnología de navegación a la dermatología implica para el paciente beneficios tales como:

El diagnóstico precoz de las lesiones malignas pigmentarias como es el caso del melanoma y la reducción consiguiente de la mortalidad.

El seguimiento personalizado del paciente, cerrando la brecha entre la labor del dermatólogo en consulta y el seguimiento de posibles cambios en la piel.

Rastrear los lunares (lesiones pigmentarias) de forma sencilla y cronológica en el tiempo.

Observar cuándo surgen nuevas lesiones de carácter pigmentario.

Beneficios de la tecnología espacial

En espacio, GMV se ha convertido en el sexto grupo industrial y la primera mid-cap (mid capitalization) del sector espacial europeo, con más de 1.300 personas trabajando en esta área. Es el primer proveedor del mundo de centros de control para operadores de satélites comerciales. Destacando entre otros, la adjudicación del contrato para la evolución y mantenimiento del segmento terreno de control de Galileo. Las distintas direcciones de la compañía aprovechan el conocimiento común para transferirlo de un área a otra. En este caso concreto, se aplican desarrollos de espacio al ámbito de la salud.

Así pues, los algoritmos de navegación espacial desarrollados por GMV, basados en la visión para el descenso y el aterrizaje preciso de los róveres espaciales, se aplican tal como hemos explicado a la vigilancia de lesiones cutáneas pigmentadas a través del teléfono móvil. En el contexto espacial, las denominadas estrategias de navegación son capaces de coincidir con puntos de interés como cráteres u otras características orográficas de una imagen previamente adquirida. Esto permite el seguimiento de la ubicación y la determinación de los parámetros de velocidad y alineación con el punto de aterrizaje deseado.

Los doctores especialistas en dermatología médico-quirúrgica y venereología del Hospital Universitario La Paz que participan en el proyecto, Ander Paulo Mayor Ibarguren; Marta Feito Rodríguez; Fátima Albizuri Prado y Rosa Feltes Ochoa coinciden en que, como señala Feltes, «el avance que esta tecnología podría representar sobre sistemas existentes para la identificación y seguimiento de imágenes de lesiones pigmentarias puede ser muy significativo. Ninguna de las aplicaciones disponibles actualmente en el mercado proporciona medios para detectar nuevos lunares ni cambios en los ya existentes a lo largo del tiempo. Es necesario por tanto una forma segura y automática de discriminar si hay cambios o no en la piel antes de la próxima cita de seguimiento. Además, el registro de imágenes en diferentes momentos y con un nivel aceptable de robustez, puede ser muy útil en la monitorización necesaria antes del diagnóstico de patologías de perfil oncológico como es el caso del melanoma».

Lo último en OkSalud

Últimas noticias