Ingredientes piel

Ácido mandélico: ¿Por qué debes saber qué es y qué beneficios aporta?

Ácido mandélico: ¿Por qué debes saber qué es y qué beneficios aporta?
aceites esenciales

Desde hace algún tiempo se habla del ácido mandélico, un ingrediente que obtenemos de las almendras y parece tener variedad de beneficios para la piel. entre sus acciones, tiene propiedades exfoliantes y despigmentantes. Dos atributos que queremos para nuestra piel además de aportar luz y vida.

Farmacia Arbosana da a conocer que estamos ante un alfa hidroxiácido que, como el ácido glicólico y otros activos de la misma familia, realizando una exfoliación en la piel. es indicado entonces para las pieles sensibles, en especial, siendo un activo renovador que ayuda a mitigar las manchas, el acné, las líneas de expresión…

Los beneficios que obtendrás gracias al ácido mandélico

Limpieza de poros

Es uno de los ingredientes para la rutina de belleza, aunque no hace falta usarlo cada día. Así, este producto penetra en los poros en profundidad, y por esto limpia la suciedad que se acumula en la piel durante el día a día.

Exfoliante

Una de las funciones claves de este ingrediente es que exfolia perfectamente la piel. permite acabar con las capas de las células cutáneas de forma suave.

Reduce la hiperpigmentación

Como hemos apuntado, reduce las manchas de la piel y por esto mitiga aquellas manchas algo más oscuras producto del sol o bien del paso de los años.

Antienvejecimiento

Indicado para renovar la dermis, suele tener una función de antienvejecimiento con el fin de atenuar así las arrugas y aquellos signos que ya indican los años en la piel.

Método de aplicación

Se aconseja aplicarlo por la noche, con un suave masaje, que es cuando los ingredientes suelen penetrar mejor en la piel.

¿Cuándo es mejor no usarlo?

No todas las personas y pieles pueden usar el ácido mandélico. Aunque es factible para las pieles sensible, es posible que algunas veces pueda causar irritación.

Es un producto que se usa, principalmente, para la cosmética y por esto antes hay que saber si nos va bien. No se usa cada día ni tampoco en periodos prolongados. Solo de vez en cuando, si se realiza un tratamiento, tras épocas de estrés, cambios hormonales, etc.

Es mejor no aplicarlo en mujeres embarazadas, en la lactancia, cuando hay problemas con la piel, hay herpes, y otros problemas, cuando nos acabamos de broncear y nos ha tocado mucho el sol, etc. si uno no está seguro, hay que preguntar antes si es factible usar este ingrediente antes de que sea perjudicial para nosotros.

 

Lo último en OkSalud

Últimas noticias